Elfo de sangre

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Razas jugables en World of Warcraft
TBC Draenei · Elfo de la noche · Enano · Gnomo · Icon Cataclysm 18x18.gif Huargen  · Humano MoP Pandaren
TBC Elfo de sangre · Icon Cataclysm 18x18.gif Goblin · No-muerto · Orco · Tauren · Trol
Para la raza jugable véase, véase Elfo de sangre (jugable).
Elfos de sangre
420px-BloodElvesSots.jpg
Ilustraciones de una pareja de elfos de sangre
Facción/Afiliación Horda, Fuerzas de Illidan, Legión Ardiente, Los Arúspices, Los Atracasol, Embate de los Atracasol, Ofensiva Sol Devastado, Cruzada Argenta, Feria de la Luna Negra, Independiente
Clases WoW Icon 16x16.gif Brujo, Cazador, Guerrero, Mago, Monje, Paladín, Sacerdote, Pícaro, Caballero de la muerte

WC3RoC logo 16x32.png Sacerdote, Hechicero, Rompehechizos, Mago sangriento
The RPG Icon 16x36.png Explorador, Guerrero, Jurapenas, Forestal, Cazador de demonios, Nigromante, Druida

Abisálico, Astromante, Arúspice de las estrellas
Capital racial Ciudad de Lunargenta
Líder racial HordeIconSmall Lor'themar.gif Lor'themar Theron
ScryersIconSmall BloodElf Male.gif Voren'thal el Vidente
Montura racial Halcón zancudo, Dracohalcón
Planeta de origen Azeroth
Idioma primario Thalassiano
Idiomas secundarios Orco, Darnassiano, Común, Enano, Eredun, Goblin, Kalimag, Kalimdoran, Nazja
Aunque algunos elfos aún dudan a la hora de abandonar su dependencia de la magia arcana, otros han abrazado el cambio hacia el mejoramiento de Quel'Thalas.[1]

Los elfos de sangre, sin'dorei en thalassiano ("hijos de la sangre"), son una raza élfica nativa de Azeroth, procedentes del antiguo reino elfo de Quel'Thalas.[2] Su nombre es la identidad que la gran mayoría (aproximadamente el 90%) de los elfos nobles supervivientes tomaron tras de la Tercera Guerra.[3]

Durante casi 7 mil años, la sociedad de los elfos nobles giraba en torno a la sagrada Fuente del Sol, un manantial que se creó usando un vial de energía arcana pura del primer Pozo de la Eternidad. Alimentado y fortalecido por las potentes energías de la Fuente del Sol, el encantado mundo de los elfos nobles, Quel'Thalas, prosperaba entre los verdes bosques al norte de Lordaeron. Sin embargo, durante la Tercera Guerra los elfos nobles fueron casi erradicados de Azeroth. Guiado por el caballero de la muerte Arthas, el ejército de la Plaga atacó Quel'Thalas, asesinando casi al 90% de la población del reino. Entonces Arthas utilizó la mística Fuente del Sol para resucitar al nigromante caído Kel'Thuzad, mancillando la Fuente de forma irreversible en el proceso. Temeroso de que la contaminada Fuente pudiera acabar con su cada vez más escasa raza, el príncipe Kael'thas Caminante del Sol reunió a un grupo de defensores de Quel’Thalas y destruyó la Fuente para impedir la catástrofe.[3] Aunque los elfos nobles se libraron de la exposición continuada a las oscuras energías de La Fuente del Sol, sufrieron terriblemente su ausencia desde el retiro, y buscaron desesperadamente una cura. Con este fin, Kael'thas ordenó al gran forestal Lor'themar Theron (quien había asumido el liderazgo temporalmente de los elfos nobles antes del regreso del príncipe)[3] y al nuevo General Forestal de Lunargenta, Halduron Alasol, salvaguardar la nación élfica, mientras que él iba a luchar al lado de la Nueva Alianza - y más tarde, al lado de Illidan Tempestira.

Kael'thas había asegurado a su pueblo que un día regresaría a Quel'Thalas y los guiaría hacia el paraíso, pero el tiempo demostró que sus promesas no eran más que mentiras. En Terrallende, el príncipe se corrompió al confiar en la energía vil, la esencia oscura y corruptora controlada por la propia Legión Ardiente. Lo que Illidan no sabía era que Kael'thas también cayó bajo el control del comandante de la Legión, Kil'jaeden. Bajo las órdenes de su nuevo maestro, el díscolo príncipe regresó a Azeroth y se apoderó de La Fuente del Sol con la esperanza de poder usarla como medio para introducir a Kil’jaeden en el mundo. Finalmente, Kael'thas fue asesinado antes de que su imprudencia pudiera llevar la desgracia a Azeroth. Tras la derrota de Kil'jaeden, el profeta Velen purificó La Fuente del Sol con el corazón imbuido por la Luz de un naaru caído, transformando el manantial en una fuente de energía sagrada y arcana.

Inspirados por el renacimiento de La Fuente del Sol, los elfos de sangre han entrado en una nueva era brillante de la historia de su antigua raza. Aunque algunos elfos aún dudan a la hora de abandonar su dependencia de la magia arcana, otros han abrazado el cambio hacia el mejoramiento de Quel'Thalas. Pero solo el tiempo dirá si los elfos de sangre pueden evitar repetir los trágicos errores de su pasado.[2]

Introducción

El príncipe Kael'thas Caminante del Sol, señor de los elfos de sangre.
"La magia es un derecho de cada ciudadano. Que todos estemos abrazados por la Fuente del Sol.[4]

Los que ahora se conocen como los elfos de sangre fueron una vez los elfos nobles. Con el gran poder y la protección de la Fuente del Sol a su entera disposición, el reino élfico de Quel'Thalas prosperó fuertemente durante 7000 años. Maestros de la magia, y con una afinidad natural para la esgrima, los elfos nobles defendieron la creencia de que eran los "bendecidos por el Sol". Disfrutaron utilizando la Fuente del Sol tanto como los altonatos lo hicieron con el Pozo de la Eternidad. La vida de los elfos nobles cambió durante la Tercera Guerra, cuando la Plaga del rey Arthas atacó Quel'Thalas y destrozó la raza élfica. La Plaga mató a más del 90% de la población de los elfos nobles, devastando su cultura, y asesinaron al rey Anasterian Sunstrider. Por suerte, su hijo y heredero, el príncipe Kael'thas Caminante del Sol, estaba estudiando magia en Dalaran en el momento del desastre y rápidamente se apresuró a ayudar a su gente. Volvió a encontrar a Quel'Thalas en ruinas, y sediento de venganza, reunió a los supervivientes y los renombró como "elfos de sangre", en honor a los caídos. Antes de la destrucción de la Fuente del Sol, todos los elfos nobles estaban bañados constantemente en su poder mágico. Privados de su fuente de poder, los elfos cayeron enfermos víctimas de la sed de magia. Kael'thas temió que la falta de una fuente de poder pudiera acabar con su pueblo de manera que los elfos aprendieron a drenar la magia de fuentes de poder alternativas.

Pronto, los elfos de sangre tuvieron que enfrentarse con la Plaga y los Amani, que estaban realizando incursiones en los antiguos territorios elfos. Lor'themar Theron recibió la orden de velar por el destrozado reino élfico y intentar encontrar una cura para su adicción, mientras que Kael'thas llevó a un grupo de los mejore guerreros y hechiceros elfos de sangre y se unió a la Nueva Alianza contra la Plaga. Estaban deseosos de vengarse de las fuerzas de los no-muertos, sin embargo, la intolerancia por parte del comandante de la Alianza impidió a las fuerzas humanas la plena utilización de la ayuda de los elfos de sangre. Debido a los prejuicios del Gran Mariscal Garithos, Kael'thas se vio obligado a aceptar la ayuda de Lady Vashj y sus reptiles naga. Cuando los humanos descubrieron que los elfos de sangre estaban trabajando con los naga, fueron encarcelados y condenados a muerte por Garithos, por "conspirar con el enemigo". Sin embargo, Kael'thas y sus soldados escaparon de las cárceles de Dalaran con la ayuda de los naga, quienes le contaron a Kael cosas sobre Illidan, como que era posible que tuviese una manera de ayudar a los elfos de sangre con su adicción a la magia. Después, este grupo de elfos de sangre ayudó a derrotar al demonio Magtheridon y reclamó su Ciudadela Oscura como propia.

A cambio del leal servicio, Illidan les dio un lugar para vivir, así como nuevas técnicas para succionar maná de cualquier ser vivo con su poder arcano. Los elfos de sangre se convirtieron en cazadores de demonios, alimentándose de su magia demoniaca. Como consecuencia, comenzaron a sufrir maculaciones ligeramente demoníacas, a partir de un cambio en sus ojos, pasando del azul arcano de los elfo nobles a un verde vil que ahora lo tienen la mayoría de los elfos de sangre. No todos viven en Terrallende. La mayoría de los elfos de sangre todavía viven en Azeroth, particulamente en Quel'Thalas. Estos elfos de sangre tratan de recuperar su patria perdida y destruir a la Plaga a cualquier costo.[5] El príncipe envió un mago llamado Rommath y varios de sus magistri, con un mensaje de esperanza para los elfos de sangre que quedaban en Quel'Thalas: Que un día Kael'thas volvería a conducir a su pueblo al paraíso. Rommath ha hecho grandes progresos en la enseñanza de técnicas avanzadas para manipular las energías arcanas. Con un nuevo propósito, los elfos de sangre han reconstruido la ciudad de Lunargenta, aunque es impulsado por magia volátil.[6] Envalentonados por la promesa del regreso de Kael'thas, los ciudadanos cansados ​​de Quel'Thalas se centran ahora en recuperar su fuerza, aun cuando hay que forjar un nuevo camino hacia un futuro incierto.[7] Mientras que desprecian la mayoría de las otras razas, han llegado a aceptar que los renegados son diferentes, o que al menos comparten los mismos objetivos.

Historia

Emblema de la Sangre
"La gloriosa Ciudad de Lunargenta ha sido el hogar de la población élfica de los Reinos del Este desde hace milenios."

Hace diez mil años, durante el reinado de la reina Azshara, hubo una élite de magia conocida como los altonatos, que utilizaban las magias que muchos otros elfos consideran heréticas sobre la base del poder del Pozo de la Eternidad. Ferozmente leales a su reina, que les ordenó abrir una serie de portales por los que entraron los demonios de la Legión Ardiente, desencadenando la Guerra de los Ancestros. Algún tiempo después del Gran Cataclismo, la mayoría de los altonatos supervivientes se exiliaron en los Reinos del Este donde fundaron la nación de Quel'Thalas. Tras pasar a ser conocidos como los elfos nobles, crearon una fuente de poder similar al Pozo de la Eternidad a la que llamaron Fuente del Sol. Gracias a las energías del pozo se convierten en elfos de vida diurna, su piel púrpura cambió a una de color melocotón pálido, al igual que la de algunos humanos y los enanos.

Para la historia entre su exilio y la Tercera Guerra veasé Elfos nobles.

Durante la Tercera Guerra, el Príncipe Arthas lideró a la Plaga contra ellos, causando estragos en Quel'Thalas y corrompiendo la Fuente del Sol. La mayor parte de lo que quedaba de Quel'Thalas fue incendiada por los elfos nobles, en un esfuerzo de dar a la Plaga una victoria psicológica y dejasen a los pocos elfos que quedaban en la Isla del Caminante del Sol. A pesar de sus esfuerzos, la mayoría de la población de elfos nobles fue erradicada durante este conflicto. El vástago elfo, Kael'thas Caminante del Sol, rápidamente se apresuró a la ayuda de su nación para reunir a los supervivientes. En recuerdo de sus hermanos caídos, se llamaron "elfos de sangre", o "sin'dorei", y juraron vengar a su raza caída. La Fuente del Sol se había mancillado con la magia negra durante la invasión de la Plaga, y Kael'thas la destruyó para evitar otra catástrofe - este oscuro poder los corrompía. A pesar de que fue un éxito en este sentido, sin la fuente de poder para saciarlox, los elfos de Quel'Thalas sufrieron un letargo retiro.[8] Separados de su fuente de poder una vez más, los elfos entraron en una retirada de magia. Desesperados por conseguir ayuda tras la Tercera Guerra, los elfos de sangre se unieron a lo que se denominó la "Nueva Alianza". Kael'thas ordenó a Lor'themar Theron que salvaguardase la nación élfica, mientras que Kael cogió el 15% de los elfos de sangre (incluyendo algunos de sus magistri más potentes y dotados) para unirse a la lucha con la Alianza en el igualmente destruido Lordaeron. Sin embargo, esta tenue alianza no duraría, y los elfos de sangre cayó bajo el control de la intolerancia del Gran Mariscal Garithos. Garithos, un supremacía humano, dio consistentemente a los elfos de sangre tareas escasas que estaban por debajo de sus capacidades, o peor aún, las misiones suicidas carentes de refuerzos, con el fin de librarse de los sin'dorei.

Los frondosos bosques deQuel'Thalas.

Kael'thas y sus fuerzas se les ofreció la ayuda de una fuente improbable - los naga de Lady Vashj, que compartían un ancestro común con los elfos y un enemigo común en la Plaga. Fuera de las opciones, Kael aceptó con recelo su ayuda, aunque Garithos aprovechó esta decisión para poner todo el contingente elfos de sangre en pena de muerte en las Mazmorras de Dalaran. Viendo esta traición como absoluta, Kael'thas no fue tan reacio al aceptar la ayuda de Vashj de nuevo cuando ella se ofreció a ayudarle a fugarse.

Un elfo de sangre por Glenn Rane. Observe las runas mágicas alrededor de su ojo izquierdo.

El príncipe Kael'thas condujo a sus seguidores a la libertad, a los residuos interdimensional de Terrallende, los restos de Draenor, y prometió lealtad a Illidan, quien se comprometió a concederles una nueva fuente de magia mediante el desvío de las caóticas energías de los demonios. Junto con sus aliados los naga, Illidan llevó a los elfos de sangre para conquistar Terrallende, ganando en el proceso la amistad de los casi extintos tábidos. Después, los elfos de sangre siguieron a Illidan al Glaciar Corona de Hielo en un intento de destruir al Rey Exánime, sin embargo, fueron derrotados por Arthas, que hirió a Illidan, obligando a los elfos de sangre y a los naga a retirarse, y permitiendole subir el glaciar y se combinarse con el Rey Exánime. Durante las batallas en Rasganorte, varios de los elfos de sangre fallecidos (incluyendo a la portadora de la gran Quel'Delar, Lana'thel) se convirtieron en no-muertos de Arthas, que le servirían como sus "San'layn".

De vuelta en Quel'Thalas, los elfos de sangre que estaban bajo las órdenes de Lor'themar Theron y de Halduron Alasol se sometieron a su propias tribulaciones. Retomar su tierra natal parecía un tarea de enormes proporciones, porque aún había un gran número de miembros de la Plaga. La esencia de la Fuente del Sol, una mujer llamada Anveena Teague, fue secuestrada por el gran traidor Dar'Khan Drathir (que había vendido a su pueblo a Arthas durante la invasión de la Plaga) y llevada a Quel'Thalas. Lor'themar intentó vengarse la destrucción de la Fuente del Sol matando a Dar'Khan, aunque no tuvo éxito ante su magia oscura. Los elfos de sangre finalmente se aliaron con el dragón azul Kalecgos y con sus compañeros, y consiguieron eliminarle por el momento. Lor'themar puso a Anveena bajo la protección de los sin'dorei, y su condición del avatar mortal de la Fuente del Sol para fue un secreto celosamente guardado.

Como las cosas se veían sombrías, Kael'thas envió al Gran magister Rommath y un grupo de magistri a Quel'Thalas, para difundir las enseñanzas de Illidan (enseñanzas que Rommath atribuyó a Kael) y para recuperar Quel'Thalas con su magia colosalmente poderosa. Vigorizados por las técnicas nuevas, tales como la fuerza de succionar la magia y el poder de las criaturas sensibles (incluso de los demonios), los elfos de sangre fueron capaces de recuperar gran parte de Quel'Thalas, e incluso restaurar la mayor parte de la Ciudad de Lunargenta. Envalentonados por la noción del retorno prometido del príncipe a conducir a su pueblo al poder y a la gloria, los elfos de sangre comenzaron a centrarse en la recuperación de todos los de su patria y su fuerza para este fin.

Los elfos de sangre, ahora bajo la regencia de oficial Lor'themar Theron en la ausencia de Kael'thas, buscaron nuevos aliados. Inicialmente, esto aconteció una situación extraña - los renegados de Lordaeron ofrecieron su ayuda y apoyo a los desconcertados y desbordados sin'dorei.

Los Renegados han estado trabajando en estrecha colaboración con los elfos de sangre para purgar las falanges de la presencia de una mayor Plaga en las Tierras Fantasma desde su inducción. Lor'themar Theron fue el segundo al mando de Sylvanas Brisaveloz durante la Segunda Batalla de Quel'Thalas, y muchos renegados fueron los elfos nobles sacados de la misma batalla. La ayuda proporcionada por los renegados han incluido refuerzos, una serie de puestos en los alrededores de los territorios reclamados por los elfos de sangre, y un dispositivo de teletransporte entre Entrañas y Lunargenta.

The Burning Crusade

TBC Esta sección aborda contenido exclusivo de The Burning Crusade.

Los sin'dorei fueron capaces de recuperar gran parte de Quel'Thalas bajo la dirección del Señor Regente Lor'themar Theron, del General Forestal Halduron Alasol y del Gran magister Rommath. Sin embargo, hubo nuevas pruebas en el horizonte - la técnica de la succión magia cruelmente de los demás seres dio como resultado el nacimiento de los "desdichados". Su presencia se convirtió en un recordatorio a los elfos de sangre de la importancia de controlar su adicción a la magia - porque si no lo hacen, los controlará. Aventureros elfos de sangre fueron a reprimir varios de los pequeños grupos de desdichados que persiste en el Bosque Canción Eterna. Los elfos de sangre fueron atrapados en medio de un combate constante: por un lado, la presencia de la Plaga que emana de la Ciudad de la Muerte, y por otro lado, ataques procedentes de los trol Amani, que mantienen sus propios territorios dentro de las ruinas y de los zigurats de Zul'Aman. La amenaza fue neutralizada finalmente gracias a los esfuerzos combinados de los sin'dorei y los renegados. Bajo la dirección de los líderes dentro de las Tierras Fantasma, esto culminó con la batalla final con Dar'Khan Drathir y la desaparición de este, cuya cabeza fue enviada al Señor Regente Lor'themar. Al mismo tiempo que las negociaciones fracasaron con la Alianza, y las incursiones de los elfos de la noche en Quel'Thalas, Lor'themar comenzó a forjar una alianza con la facción de sus aliados los renegados - la Horda. Varios embajadores fueron enviados desde y hacia Lunargenta, y la muerte de Dar'Khan permitió a los elfos de sangre poder tomar un asiento en la mesa política del Jefe de Guerra Thrall. Por lo tanto, los elfos de sangre fueron aceptados oficialmente en la Horda.

El emblema de la Ciudad de Lunargenta, el renacimiento metafórico del fénix.

Con eso, Quel'Thalas empezó a encontrar su equilibrio una vez más. Rommath y los magistri rápidamente fueron silenciando a cualquier disidente que hablase en contra de la nueva dirección que Lunargenta estaba tomando, y los elfos de sangre cumplían lo que se limita en un Estado policial totalitario para mantener mejor a su gente unida. Con el objetivo de unirse con el príncipe Kael'thas, los elfos de sangre comenzaron a realizar varias peregrinaciones al mundo devastado de Terrallende. Sin embargo, lo que esperaban encontrar estaba muy lejos de las pruebas y las revelaciones que les esperaba.

Mientras tanto, los elfos de sangre de Terrallende del príncipe Kael'thas se dispersaron - la mayoría, como las poderosas fuerzas de Furia del Sol, se quedaron con el príncipe, y se hicieron cargo del área de rica en maná de Tormenta Abisal. Otros, como los de Eclipsion, viajaron al Valle Sombraluna para servir a las ambiciones Illidan Tempestira. Varios fueron entrenados como cazadores de demonios, aunque la tasa de éxito de esta formación fue variada.

Bajo la dirección de Kael'thas, los elfos de sangre atacaron la ciudadela del Castillo de la Tempestad. El sacrificio de sus defensores provocó que los draenei huyesen en su nave, y Kael'thas finalmente se encontró frente a una visión extraña - un naaru, llamado M'uru, que resultó ser el último defensor de la fortaleza. Después de algunos problemas, Kael'thas fue capaz de superarlo, reclamando para sí el Castillo de la Tempestad, y envió al naaru sometido a Quel'Thalas como un regalo para que su pueblo se alimentara. Esta decisión llevó a la creación de los caballeros de sangre, una poderosa orden de paladines armados con luz robada del naaru. De vuelta en Quel'Thalas, la llegada al poder de esta orden fue recibida con diversas reacciones - muchos ciudadanos los veían como acérrimos defensores de Quel'Thalas, aunque otros (como los Errantes) observaron su modus operandi.

Hanthal Lightward, caballero de Sangre de Lunargenta.

Durante este tiempo, Kael'thas sufrió un cambio que tendría consecuencias nefastas. Pensando que Illidan era un líder ineficiente, Kael vendió su lealtad a Kil'jaeden y la Legión Ardiente. En secreto, empezó a cosechar el gran poder que recorriá a través de la Tormenta Abisal, y su juicio - y acciones - se convirtieron cada vez más insensatas. Después de ordenar la masacre del Poblado Kirin'Var, Kael envió una incursión de elfos de sangre, bajo las órdenes de Voren'thal el Vidente, a atacar la Ciudad de Shattrath. Sin embargo, Voren'thal y sus seguidores se rindieron ante los Sha'tar y, traicionando al retorcido príncipe, formaron los Arúspices con el fin de oponerse a él.

Así, los elfos de sangre en Quel'Thalas comenzaron su viaje a Terrallende, junto con sus aliados de la Horda. Sin embargo, lo que les esperaba no era el paraíso que les fue prometido - sino la tierra estéril de la Península del Fuego Infernal. El cambio de lealtad de Kael fue descubierto por los Arúspices, y mantuvieron al príncipe acorralado en el Castillo de la Tempestad. Fue derrotado, dejado por muerto, aunque aferrándose a la vida. Kael'thas se presentó ante el líder de los Sha'tar, el naaru A'dal, y le reprendió por no haber terminado el trabajo. Al anunciar su lealtad a todos los presentes, Kael'thas decidió traer a Kil'jaeden a Azeroth.

Kael'thas volvió a Quel'Thalas, y atacó a la Ciudad de Lunargenta brevemente con sus siervos sangrevil. Retomando a M'uru de sus aposentos, Kael'thas preparó el escenario para su posición final en la Isla de Quel'Danas, también secuestró a Anveena de su lugar no revelado en Quel'Thalas. Lady Liadrin, la matriarca de los caballeros de sangre, fue testigo del ataque a la mismísima Lunargenta - y ahora, sin una fuente de energía para los caballeros de sangre, viajó a Shattrath para reunirse con A'dal. Se enteró de que M'uru se había resignado a este destino desde hace mucho tiempo, y se comprometió a que los caballeros de sangre iban poner fin a las oscuras ambiciones del príncipe, y devolverían la gloria a Lunargenta. La Ofensiva del Sol Devastado, una coalición de elfos de sangre de los Arúspices y de los draenei de los Aldor, marchó a liberar Quel'Danas.

Kael'thas hizo su última batalla en la Bancal del Magister, siendo poco más que una sombra de su antiguo ser - un desdichado. Fue reducido, y la Ofensiva del Sol Devastado tomó la batalla de la Fuente del Sol de los elfos de sangre - ahora ocupada por los elfos de sangre más poderosos bajo el mando de Kael, los Espada Sombría, permitiendo que se atiborrara de ilimitada energía vil- convirtiéndose en un híbrido de demonio, reforzado por los demonios de la Legión Ardiente.

Finalmente, la Ofensiva del Sol Devastado salvó a la Fuente del Sol de la Legión Ardiente, e incluso desterraron a Kil'jaeden de nuevo al Vacío Abisal.

La Fuente del Sol restaurada

Después del encuentro con Kil'jaeden, parecía que los poderes de la Fuente del Sol se han agotado debido al sacrificio de Anveena, desterrando a Kil'jaeden de nuevo al Vacío Abisal; sin embargo, el profeta Velen y Lady Liadrin aparecieron en escena poco después. Velen dejó caer una pequeña "chispa" parpadeante de M'uru en la Fuente del Sol y, con ello, un gran pilar de luz surgió de la Fuente, en el que Velen respondió: "Con el tiempo, con la luz y la esperanza dentro, renacerá más de esta simple fuente de energía ... Quizá - renacerá el alma de una nación."

Interregno de Quel'Thalas

Tras los dramáticos acontecimientos que se pusieron en marcha con la traición y la muerte del príncipe Kael'thas, los sin'dorei han aguantado - bajo la dirección completa del Señor Regente Lor'themar Theron, que ha decidiso ver a su gente conquistando su adicción por completo.

La Fuente del Sol en su actual estado.

En lugar de anunciar una nueva dinastía de elfos, Lor'themar ha optado por conservar su título de regente, a pesar de haber sido alentado tanto por Halduron Alasol como por el Gran magister Rommath a tomar un papel de mayor prestigio. Con ninguno de los miembros supervivientes de la dinastía Sunstrider, Lor'themar se ha convertido en el único gobernante de Quel'Thalas.

Durante este período, los elfos de sangre han fortalecido la Isla de Quel'Danas, manteniendola bien protegida y dejando pasar a las visitas. Halduron Alasol ahora controla el acceso a la revitalizada Fuente del Sol, y los sin'dorei permanecen siempre alerta. Lor'themar ha tratado de reparar las relaciones con sus primos quel'dorei, lo que les permite el acceso a la sagrada Fuente del Sol, e incluso ofrece una cierta ayuda y suministros a los elfos nobles refugiados. Estos intentos han variado en el éxito: primero, que peregrinan a Quel'Thalas; y luego, la disminución de cualquier ayuda.

Después de la muerte de Kael'thas, las fuerzas de Furia del Sol han regresado a casa para servir a su pueblo.[9]

Aunque Lor'themar temía que se comprometan a otra batalla después de los hechos ocurridos en Quel'Danas, con su pacto con Sylvanas Brisaveloz, decide luchar junto a sus aliados en una campaña de la renovada Rasganorte, para terminar con el Rey Exánime y vengar a Quel'Thalas.

La sombra del Rey del Sol

Tras la decisión de Kael de aliarse con la Legión Ardiente, atacar a la Ciudad de Lunargenta en un intento de secuestrar a M'uru, y obligar a los pocos peregrinos que llegaron a Terrallende a trabajar duramente,[10] hizo que sus súbditos cortaran los vínculos de lealtad que les unían a su retorcido príncipe, a excepción de la mayoría de sus fanáticos sin'dorei.[11] Después de la muerte de Kael'thas, las fuerzas de Furia del Sol volvieron a casa para servir a su pueblo, en lugar de seguir el camino cada vez más oscuro de Kael. Quel'Thalas desde entonces ha calificado Kael'thas como un traidor, a pesar de las consecuencias de que esta traición monumental haya sacudido su liderazgo hasta la médula.[12]

Poco después de la recuperación de Quel'Danas, el Rey Exánime volvió su mirada hacia su conquista. Aunque Lor'themar temía que se comprometieran tan pronto en otra batalla después de los hechos ocurridos en Quel'Danas, gracias a propia insistencia de la propia Sylvanas, acordaron luchar juntos en una campaña en la renovada Rasganorte, para acabar con el Rey Exánime y vengar a Quel'Thalas.

The Wrath of the Lich King

WotLK Esta sección aborda contenido exclusivo de Wrath of the Lich King.

Los elfos de sangre acompañaron al avance de la Horda en Rasganorte, para luchar con el Rey Exánime. El archimago Aethas Atracasol, un poderoso miembro elfo de sangre del Consejo de los Seis, jugó un papel decisivo para que permitiesen a la Horda un santuario en la mágica ciudad de Dalaran, y sus seguidores, los Atracasol, se esforzaron en que los elfos de sangre fueran admitidos como miembros del Kirin Tor. Los Atracasol enviaron numerosos magos de batalla a las capitales de la Horda, con el fin de permitir que sus aliados viajasen de forma rápida a la Fortaleza de Conquista del Invierno.

Finalmente, la Cruzada Argenta adquirió un terreno en la Corona de Hielo, y proclamó el Torneo Argenta abierto. Los Atracasol representaban a los campeones de la Horda durante el torneo, y varios elfos de sangre, incluyendo el campeón de caballero de sangre Malithas Hoja Brillante, lucharon durante el espectáculo. Una antigua hoja quel'dorei conocida como Quel'Delar se descubrió enfundada en la nieve fuera de las instalaciones del torneo. Su propietario, Thalorien Buscalba, habían perecido valientemente durante la invasión de la Plaga, blandiendo la hoja en la defensa de la Fuente del Sol. Se recuperó más tarde por una buena amiga de Thalorien, Lana'thel, que acompañó al príncipe Kael'thas a Rasganorte, donde manejó Quel'Delar contra el mismísimo Arthas. Sin embargo, fue asesinada, y se levantó como una no-muerta. Ahora como la Reina de Sangre de los San'layn, una secta de los elfos de sangre caídos de aquella expedición fatídica que ahora están obligados a servir a Arthas, Lana'thel reapareció y rompió Quel'Delar en un esfuerzo por romper todos los lazos de emoción hacia la espada.

El viaje para purificar Quel'Delar de su corrupción de la Plaga finalmente conducía a los héroes a la Fuente del Sol, donde el General Forestal Halduron Alasol da el permiso otra vez de entrar. Dentro, Lor'themar Theron, el Gran Magister Rommath y Lady Liadrin se vistos, junto con Auric Cazasol y un grupos de peregrinos elfos. La purificación de Quel'Delar - que varía de cerca de la muerte de un elfo de sangre y no de todos - en torno a la alabanza de un sin'dorei - termina con la hoja unida de nuevo de vuelta a Dalaran.

La Reina de Sangre Lana'thel y sus subordinados San'layn finalmente morirían en la batalla en la Ciudadela Corona de Hielo, y el mismísimo Rey Exánime hizo lo mismo. Por fin, los elfos de sangre había logrado su objetivo de ver la muerte del que provocó la caída de Quel'Thalas.

Cataclysm

Cataclysm Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

Aunque relativamente resultaron ilesos por la devastación, los elfos de sangre de Quel'Thalas siguen luchando por saciar su adicción. Con el apoyo de su Señor Regente, Lor'themar Theron, y la energía sagrada de la renovada Fuente del Sol, un gran número de sin'dorei pudieron superar la adicción a la magia que había atormentado a su raza, aunque algunos todavía se aferran a sus viejas costumbres.

Parece que los elfos de sangre han aceptado las reglas de Lor'themar Theron en la aparente ausencia de sobrevivientes de la realeza, o después de la gran traición del último descendiente. Como corresponde, será Lor'themar, aquel que sobrellevó gran parte de los días más oscuros del reino, quien conducirá a su gente hacia su nuevo destino.[13]

Bajo el mando del Alto examinador Tae'thelan Mirasangre, una antigua orden conocida como el Relicario ha aparecido para ayudar a Quel'Thalas y los aliados de la Horda. Con el objetivo de adquirir potentes artefactos mágicos (y quizá no sólo eso), los agentes del Relicario se han establecido como una fuerza a tener en cuenta.

Debido a su expulsión de la sociedad elfos de la noche después de la Guerra de los Ancestros por eñ uso de la magia arcana, los elfos de sangre se indignaron al saber que los Kaldorei había acogido con satisfacción la vuelta de los altonatos y que toleran la práctica de la magia arcana de nuevo.

Varios de los elfos de sangre parecen haber tomado un papel más activo dentro de la Horda en general después de la devastación. Garrosh Grito Infernal se mantiene en la corte con varios representantes de Lunargenta, y el caballero de sangre Maestro Pyreanor se le conoce como uno de los asesores personales del Jefe de Guerra. La enviada Sheelah y el guardián Menerin fueron enviados a Vallefresno para apoyar al clan Grito de Guerra, aunque los agentes del enemigo fueron capaces de interrumpir sus planes. El subyugador Devo gana la lealtad de los kóbolds del Alud, y los utiliza para reforzar el ejército del señor supremo Krom'gar en contra de la Alianza. Tras la muerte de Furien a manos de la Alianza en Desolace, su hermana afligida Cerelia anda reclamando venganza - que culminó en la erradicación de la Punta de Nijel.[14] En Azshara, varios elfos de sangre se encuentran para aprender más sobre su herencia de las antiguas ruinas de los elfos. Andorel Jurasol coordina el traslado forzoso de los persistentes elfos de la noche en la zona.

Halduron Alasol y un regimiento de Errantes se encuentran en las afueras de Zul'Aman, asegurando el área y conversando tanto con el caudillo Lanza Negra, Vol'jin, como con Vereesa Brisaveloz. Con la amenaza de un nuevo imperio trol dentro de Zul'Aman, el Forestal General ha pedido a la ayuda Vereesa, a lo que ella aceptó con gusto, aunque Lor'themar Theron no tanto.

A medida que la Hora del Crepúsculo se acercaba, una asesina de contrato elfa de sangre denominada Asira Puñal del Alba (anteriormente denominada Asira Fulgor del Sol) se convirtió en una de los últimos vestigios del poder del Culto Crepuscular. Junto a otros traidores de las razas mortales de Azeroth, Asira tomó una posición para defender al Padre Crepuscular de Thrall y sus compañeros.

Post-Cataclysm

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Con la tensión entre la Horda y la Alianza aumentando, el Jefe de Guerra Garrosh Grito Infernal trató hacer su sueños expansionistas realidad, comenzando con la Isla Theramore. Los elfos de sangre eran vistos como una parte esencial de la Horda, debido en parte a su gran avance tecnológico, en particular, por sus terribles bombas de maná.

Parece que Lor'themar Theron se distanció de los hilos de Sylvanas Brisaveloz, en contraste con su actitud casi servil post-Quel'Danas. En cambio, se ganó el favor y el respeto de Garrosh Grito Infernal, mientras se mantenía a una distancia segura del Jefe de Guerra. El señor regente declaró que los elfos de sangre eran leales a la Horda, y por consiguiente a Garrosh. Lor'themar y Halduron decidieron enviar a Kelantir Sangrehoja y dos barcos cargados de guerreros sin'dorei para luchar en la guerra de Garrosh contra Theramore.

El Gran magister Rommath y el archimago Aethas Atracasol preparados para escapar de Dalaran.

Los elfos de sangre de Dalaran, siendo una parte oficial del Kirin Tor tras los exitosos esfuerzos de los Atracasol para que fuesen readmitidos como miembros, se encontraban con unas problemas: Aethas y Rhonin optaron por permitir que un contingente de magos del Kirin Tor ayudasen a Theramore como elementos de disuasión, pero un mago de estos - Thalen Tejecanto - se reveló como espía de Garrosh al conocerse que había robado el Iris de enfoque. Una bomba de maná, aumentada por el poder del iris, cayó sobre Theramore, destruyéndola completamente. La traición de Thalen fue un golpe en la credibilidad de los Atracasol. Más tarde, Aethas apoyó a Jaina como nueva líder del Kirin Tor.

Mists of Pandaria

MoP Esta sección aborda contenido exclusivo de Mists of Pandaria.

La historia de los elfos de sangre se puede ver en la isla de Pandaria, durante la misión H [86] Árbol genealógico. El eremita Cho hace varias observaciones de los elfos de sangre, sus antepasados ​​elfos nobles y sus ancestros elfos de la noche, tomando gran hincapié en cuanto había sufrido la raza en los últimos tiempos, en la razón del apodo de "elfos de sangre", el gran poder de la raza, y las cargas que habían venido con él.

El Desembarco

MoP Esta sección aborda contenido exclusivo de Mists of Pandaria.

Los elfos de sangre llegaron con fuerza a Pandaria, el propio Señor Regente Theron llideró a un séquito de forestales, de Furia del Sol y de caballeros de sangre. El Relicario también se desplegó, dispersándose para descubrir los secretos ocultos del continente. Las relaciones entre los sin'dorei y la Horda se volvieron más tensas debido a Garrosh, llegando incluso a que Lor'themar considerase unirse de nuevo a la Alianza. Cuando Lor'themar y Varian Wrynn iniciaron las negociaciones, los Atracasol (cuyas filas incluían agentes de Garrosh Grito Infernal dispuestos a arriesgar su neutralidad por él) fueron violentamente expulsados ​​de Dalaran por Jaina Valiente, quien la reclamó para la Alianza. En represalia, el Gran magister Rommath asaltó Dalaran en un esfuerzo por rescatar a Aethas y a los suyos. A raíz de esto, los Atracasol vieron a Garrosh como el responsable de su expulsión de Dalaran.

Con la purga de Jaina puso fin a las conversaciones entre Theron y el Rey Wrynn (obligando a los sin'dorei a permanecer en la Horda de Grito Infernal), Lor'themar se indignó con Garrosh, y las relaciones entre ellos se rompieron. Lor'themar ordenó a Halduron y Rommath reunir a todos los forestales y a los magos, y afirmó que había llegado la hora de que los sin'dorei tomasen el mando.

El Rey del Trueno

MoP Esta sección aborda contenido exclusivo de Mists of Pandaria.

Lor'themar creó y lideró al Embate de los Atracasol, que reunió a miembros de todas las fuerzas de Lunargenta: los caballeros de sangre, los rompehechizos, los Errantes, los magistri, el Relicario y, obviamente, los Atracasol. El asalto se dirigió a la Isla del Trueno, su objetivo fue el de recuperar todos los artefactos titánicos útiles de los mogu con el fin de garantizar su supervivencia durante la crisis de la Horda. También, contrarrestaron al Rey del Trueno y a sus aliados Zandalari. Durante la conquista, se enfrentaron a menudo a la Ofensiva del Kirin Tor.

Los elfos de sangre fueron en tres destructores y contruyeron una base en la Isla de Trueno gracias a la capitana de exploradores Elsia[15], nombrándolo Promontorio Buscalba en honor a Thalorien Buscalba. La guerra continuó y los elfos de sangre, liderados por Lor'themar en el frente, echaron abajo el muro de la fortaleza[16]. Junto con el Asalto del Shadopan, tomaron Las Forjas del Trueno[17] y trataron de impedir que la resurreción de Nalak, mientras[18] hacían frente a su contraparte de la Alianza. En última instancia, robaron el ánima del Animus oscuro[19] en el Solio del Trueno, que fue analizado por Aethas.

Asedio de Orgrimmar

MoP Esta sección aborda contenido exclusivo de Mists of Pandaria.

Liderados por Lor'themar, los elfos de sangre zarparon de Pandaria a Durotar para ayudar tanto a la rebelión de Vol'jin como a la mayoría de la Alianza en su lucha contra Garrosh. Ayudaron a tomar el control de la Bahía de Garrafilada y contactaron con Vol'jin. Con las fuerzas combinadas, Garrosh fue finalmente derrotado.

Apariencia física

Guardían del Fuego Wyland Kaslinth, un mago elfo de sangre.

Los elfos de sangre, en su mayor parte, son biológicamente y físicamente idénticos a los elfos nobles. Su consuma de energía vil ha cambiado de alguna manera su color de ojos, que ahora producen un brillo esmeralda. Por lo general tienen bastante pelo, aunque no suelen no dejarse crecer el pelo facial en proporciones gigantescas, y además son un poco más altos que los humanos.

Sin'dorei tienen una larga vida, de una manera similar a los elfos nobles. La rapidez con que crecen se desconoce, pero hay evidencias de que algunos sin'dorei tiene la edad suficiente para haber existido desde el exilio de sus primos kaldorei. Anasterian Sunstrider, el Gran Rey de Quel'Thalas, vivió durante mucho tiempo, presidió una serie de conflictos de larga data y gobernó Quel'Thalas durante al menos tres mil años. En este momento, sin embargo, su apariencia física se había convertido en algo mayor, lo cual sugiere que la típica edad de los elfos de sangre/nobles se induce en todo ese período de tiempo.

Los elfos de sangre poseen unos cuerpos delgados y atléticos, unas orejas más pequeñas que las de los elfos de la noche pero más puntiagudas. También tienen una gran visión en la oscuridad, donde agudizan sus sentidos. Las elfas de sangre pueden tener lo mismo, aunque por lo general lucen un físico más delgado. Como todos los elfos, se consideran muy atractivos para la mayoría de las razas mortales.[20]

Recientemente, aquellos elfos de sangre que fueron más leales a Kael'thas han sido dotados por Kil'jaeden con grandes cantidades de sangre demoníaca, aparentemente para acelerar su evolución hasta llegar a ser conocidos como los elfos sangrevil, desarrollando una gran variedad de rasgos demoníacos en el proceso. Otra variedad de elfos de sangre - o elfos nobles - que acaban sucumbiendo a su adicción mágica, enloquecen y se convierten en desdichados.

Antes de TBC, los elfos de sangre eran representado sin los brillantes ojos verdes.

Si las pequeñas diferencias físicas entre los elfos de sangre y de los elfos nobles (los ojos de esmeralda) persisten a través de las generaciones a través de la genética no está todavía claro. El número de niños elfos de sangre que se ven en el juego tienen el destello de ojos verdes a pesar de que hayan nacido antes del ataque o después de la Plaga , y por lo tanto, también es desconocido el porqué.

En definitiva, se trata de una cuestión de tiempo para que los ojos viles de los elfos de sangre se vuelvan otra vez como los de los elfos nobles. Este proceso, sin embargo, puede durar mucho tiempo.

Ojos

A pesar de que World of Wacraft retrata a casi todos los elfos de sangre con los ojos verdes, se ha demostrado en algunas fuentes diferentes que:

En The Frozen Throne, los ojos de los elfos de sangre fueron blancos y sin pupilas, tanto en el juego como en los bocetos oficiales. Una posible explicación de esto es que cuando comenzaron a alimentarse de la magia demoníaca, puede que estuvieran experimentando un cambio hasta su aspecto actual. Sin embargo, desde que fueron privados de la magia de la Fuente del Sol sus ojos perdieron su color azul y se convirtienron en blancos. Probablemente esto sea falso, pero cuando Valeera Sanguinar absorbió la magia de un tridente de una bruja del mar naga, sus ojos se pusieron morados al instante (el color de la magia del tridente).

Una elfa de sangre en el trailer de TBC

En el World of Warcraft clásico, los elfos de sangre tenían los ojos blancos con pupilas. La trilogía de La Fuente del Sol también se les representa con este aspecto. Una posible explicación es que todos los elfos de sangre que tienen los ojos verdes de World of Warcraft: The Burning Crusade sean así simplemente por una exageración por parte de Blizzard para ayudar a diferenciarlos de los PNJs de los elfos nobles, o que sea un error.

Lo único que apoya la teoría de que Blizzard planeó que los elfos de sangre tuviesen brillantes ojos verdes es la unidad de sacerdote en Warcraft III: The Frozen Throne. Estas unidades cuentan con modelos a los que les brilla los ojos de un color verde, pero antes de la expansión (en Reign of Chaos), la unidad tenía brillantes ojos azules.

Envejecimiento

Los elfos de sangre pueden alcanzar varios miles de años de vida fácilmente.[21] Parece que la maduración física está más o menos a la par con el envejecimiento humano, como se puede observar en varios elfos jóvenes (por ejemplo, Valeera Sanguinar, que era una niña durante la invasión de la Plaga), aunque sólo hasta cierto punto. El envejecimiento parece equilibrarse en su apogeo físico, antes de que el envejecimiento se haga más esporádico y generalmente élfico.

La rapidez exacta con la que envejecen se ​​desconoce, pero hay evidencias de que algunos sin'dorei tienen la edad suficiente para haber existido desde el exilio de sus primos Kaldorei. Anasterian Sunstrider, el Gran Rey de Quel'Thalas, tuvo una muy larga existencia, después de haber presidido una serie de conflictos muy antiguos y gobernar Quel'Thalas durante al menos tres mil años. En ese momento, sin embargo, su aspecto físico se había convertido en algo mayor, lo cual sugiere que la época de vejez de los elfos nobles o de sangre está en torno a ese período de tiempo.

Además de esto, los ingenieros elfos de sangre en el Secret Level Powerup le dicen al Príncipe Kael'thas que "construyeron defensas originales de Dalaran". Contando que los acontecimientos de Secret Level Powerup son de la Tercera Guerra y las defensas originales de Dalaran se construyeron casi 2.700 años antes de esto, esto nos llevaría a suponer que los propios ingenieros eran más antiguos que éste.

¿Evolución de los elfos nobles?

The RPG Icon 16x36.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG.

Los elfos de sangre entre la Tercera Guerra y World of Warcraft eran físicamente idénticos a los elfos nobles, salvo que se vestían principalmente en negros y rojos para recordar sus terribles pérdidas. Muchos se pintan runas o misteriosos tatuajes en la cara, en los brazos y en los hombros para protegerse de los demonios o celebrar que los han matado o simplemente para parecer intimidante — algo que los elfos nobles nunca harían. Además, adoptaron estilos de pelo que iba en contra de las normas de la sociedad de los elfos nobles.[22] Sin embargo, al acercarse a las las ciudades de la Alianza, a menudo se disfrazan de elfos nobles para evitar daños.[23]

Antes se creía que los elfos de sangre y los elfos nobles eran exactamente la misma raza biológica, separados por diferencias culturales más que las fisiológicas, pero se ha determinado que, de hecho, están empiezando a convertirse en una raza diferente, debido principalmente al consumo de maná de las fuentes viles.[24][25] Esta dependencia a la magia vil hace que sus ojos brillen de un color verde, como el fuego demoníaco.[26] Esta fuente de energía de fácil disposición también tiende a dar a los elfos de sangre un aspecto más rubicundo o pálido en comparación con sus primos quel'dorei. Un elfo de sangre puede parecer como un elfo noble con extraños tatuajes rojos en la cara y en sus brazos. Sin embargo, su cabello y piel son mucho más pálidos, sus ojos brillan con una luz verde, y llevan túnicas de color rojo sangre.[26] Esto representa los signos de la evolución de sus primos, los elfos nobles, y se cree que con el tiempo, podrián llegar a ser tan físicamente distantes de los elfos nobles como los sátiros son de los elfos de la noche.[26]

Longevidad del poder vil

Con la Fuente del Sol restaurada, la cercana condenación de los sin'dorei parece haberse evitado; una vez más la propia fuente mantiene la dependencia de los elfos de sangre hacia la magia. Como tal, los elfos de sangre al final no mutaron a partir de su apariencia de elfos nobles de la manera en que sus allegados sangrevil sufrieron a causa de su adicción, y desde este momento es simplemente una cuestión de tiempo que los ojos inducidos de energías viles vuelvan a su estado natural.[27]

Cultura

Una maga sangrienta sin'dorei por Glenn Rane.
Arquitectura de los elfos de sangre

Los elfos de sangre llevan túnicas de color carmesí para sugerir su afiliación al fuego y a la sangre de los elfos caídos en Quel'Thalas. Muchos se concentraron en el estudio de la magia arcana y del fuego, a diferencia de la tradicional escarcha y los hechizos de agua de su perdida sociedad de los elfos nobles.

La arquitectura de los elfos de sangre es muy similar a la de los elfos nobles (la del Bastión Allerian es un buen ejemplo) ya que se trata de creaciones pendulares con maravillosas de curvas y columnas retorcidas, con un diseño floral, imitando a la naturaleza y acompañado de esculturas con temáticas animales, y toma mucho del Modernismo. Sus fuentes parecen desafiar las fronteras físicas, creando o deformando el agua en maneras imposibles.

Los elfos de sangre portan en su bandera la imagen de un fénix. Durante la Tercera Guerra, los magos elfos tenían la capacidad de llamar fénixs desde el Plano Elemental de fuego. Estas criaturas parecen estar íntimamente conectadas con los elfos de la sangre puesto que comparten una naturaleza destructora, o quizás debido a la composición pura de su magia, lo que podría darles a los elfos de sangre una ventaja a la hora de controlarlos. La simbología del fénix, que cuando muere vuelve a renacer, es muy parecida a la de los sin'dorei que, metafóricamente hablando, 'murieron' como elfos nobles y renacieron como elfos de sangre.

Los elfos de sangre hablan thalassiano y el común, debido a que lo aprendieron de sus aliados.[5][28] En World of Warcraft, los jugadores también hablan el orco.

Adicción a la magia

Un brujo elfo de sangre

Desde la destrucción de la Fuente del Sol a manos de Arthas y la Plaga, los elfos de sangre se han visto obligados a hacer frente a la recaída de su adicción a las energías arcanas. Esta maldición que se arrastra desde los tiempos del Pozo de la Eternidad, es la mayor debilidad de los sin'dorei y lo que les hace vivir en un constante estado de superación a su adicción.

Debido a su adicción, un elfo de sangre tiene que pasar una hora cada mañana meditando para resistir la tentación y han aprendido a saciar su sed a través de la absorción de las energías viles. Si un elfo de sangre toma energía vil, la adicción a la magia disminuye por varios días.

Mientras los elfos de sangre no se abstienen del drenaje del poder arcano directamente, teniendo cuidado para mantener su adicción bajo control, y manteniendo el poder ofrecido a sus nuevas habilidades, al mismo tiempo que se auto-disciplinan. Los que pierden el control sobre su adicción se transforman en desdichados, y siempre caen en la locura y en la corrupción.

En varias ocasiones después de profanación de la Fuente del Sol, Kael'thas declaró públicamente que su gente iba a morir a menos que encontrara una nueva fuente de magia. No hay ninguna duda de que la retirada a la exposición prolongada de la magia arcana es un proceso muy desagradable: a día de hoy no es imposible que un elfo noble pueda optar por ceder a la adicción y convertirse en uno de los elfos de sangre. Técnicamente el príncipe estaba equivocado. De acuerdo con los principales sacerdotes y médicos en Azeroth, sólo perdieron la vida debido a la pérdida de la Fuente del Sol los muy ancianos, los muy jóvenes, y los que ya estaban en mal estado de salud.

Esto no quiere decir, sin embargo, que la retirada de la magia dejaría a los elfos de sangre sanos y salvos. Por el contrario, un daño permanente físico o mental es posible.

Aún así, la aceptación relativamente rápida del príncipe de las medidas de graves (por ejemplo, el drenaje mágico de los demonios) no es característico de todos los elfos de sangre. Los elfos de sangre de Terrallende que por el descubrimiento del acuerdo de Kael'thas con Illidan se convencieron de su necesidad. Sin embargo, la mayoría de los elfos de sangre todavía viven en Azeroth. Algunos de estos elfos conocen el pacto de Kael'thas con Illidan, y muchos estarían horrorizados si lo descubriesen. El drenaje mágico de pequeños vermis está muy lejos al de los demonios. Aunque, como el hambre crece, los elfos de sangre — en particular los de Terrallende — están cada vez más acostumbrado a las cosas que se debe de hacer para obtener más magia.

Como el arcanista Helion dijo: "Controle su sed de magia ... Es una sed interminable."

Con la Fuente del Sol restaurada, la adicción que tienen — en su mayor parte — empezó a disiparse. Con el apoyo del Señor Regente Lor'themar Theron, la capacidad para saciar su adicción convenientemente a través de la Fuente del Sol, y la difícil situación del Relicario para liberar a los elfos de lo que queda de su adicción para siempre, los elfos de sangre están en camino para ser libres de su maldición. Sin embargo, unos pocos elfos quedan cautivados por sus antiguos métodos de llegar al poder, y no están dispuestos a renunciar a ellos.[29]


The RPG Icon 16x36.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG.

La mayoría de elfos de sangre no están locos ni son demonios, simplemente eligieron combatir con sus mismas debilidades. Sufren la pérdida de su querida fuente de energía arcana de la que necesitan alimentarse. Muchos lanzadores de hechizos se volvieron locos debido a que no supieron controlar la magia que usaban para sus artes y se corrompieron[30]. Por otro lado los Errantes, usan la magia de manera aislada pero sin abusar de ella. Está considerada una secta honorable y noble [31] y uno de las pocas organizaciones que conserva los principios [32]

Contrarresto de la retirada de magia

Los elfos habían sido sostenidos por la Fuente del Sol durante varios milenios, durante los cuales se habían vuelto dependientes de su poder. La necesidad de alimentarse de lo arcano sólo se hizo realmente evidente después de su destrucción, cuando los elfos fueron separados de la constante corriente de la magia de la fuente.

Desprovistos de su Fuente del Sol, los elfos de sangre se vieron obligados a hacer frente a su adicción. A través de Illidan Tempestira (quien sostuvo que la adicción mágica no puede ser conquistada por ningún medio, sólo saciada), el príncipe Kael'thas adquirió las enseñanzas de obtener la magia arcana de otras fuentes. Este proceso se denominó la "Transfusión de maná", y se convirtió en una parte importante y cada vez más esencial de la vida de los elfos. Kael'thas instruyó a Rommath para que difundiese estas enseñanzas en su vuelta a Quel'Thalas, como una forma de apaciguar - pero no curar - la adicción de los elfos a la magia. Esta técnica fue una de las causas de discordia: algunos lo consideraron como inmoral, mientras que otros insensiblemente la usaron ​​en exceso y se convirtieron lo que se conoció como los desdichados.

Al final, la Fuente del Sol fue restaurada, ahora es una mezcla de magia arcana y sagrada. Con este giro inspirador de los acontecimientos, la adicción a los elfos - en su mayoría - ha comenzado a estar de nuevo bajo control, como lo era antes de la pérdida de la fuente. Con el apoyo del Señor Regente Lor'themar Theron, la capacidad de saciar su adicción cómodamente a través de la Fuente del Sol y el objetivo del Relicario de liberar a los elfos de lo que queda de su adicción para siempre, los elfos de sangre están en una mucho más eficiente (y menos peligrosa) vía para ser libres de su maldición. Sin embargo, algunos elfos siguen siendo utilizando los antiguos métodos de obtención de poder, y no están dispuestos a renunciar a ellos.[2]

Un guerrero elfo de sangre.

Nombres

Como se observa en la mayoría de los elfos de sangre que sobrevivieron a la Tercera Guerra, los sin'dorei (en su mayor parte) conservaron sus nombres quel'dorei. Por lo tanto, hay mismas reglas que son típicas de sus primos los elfos nobles. Comparten una conexión con el Sol que es muy frecuente en la elección de sus apellidos.[33]

  • Nombres masculinos: Mariel, Athaniar, Anandor, Tharama, Viridiel, Malanior.[34]
  • Nombres femeninos: Anarial, Freja, Driana, Coria, Alanassori, Melanion, Azshara.[35]
  • Apellidos: Caminalba, Hojalba, Marcasol, Golpesol, Mirasol.[36]

A diferencia de los elfos nobles, un número de elfos de sangre han asumido apellidos más agresivos — a menudo incorporando la palabra "sangre" (o derivados), que no se había oído hablar de eso antes de la llegada al poder de los sin'dorei.

Una elfa de sangre paladín.

Presumiblemente, esto será para ilustrar mejor su identidad cultural y su afán de venganza, porque muchos elfos de sangre que han perdido familiares durante la masacre de la Plaga. Esto particularmente prevalece en la orden de los Caballeros de sangre, que muestra un número de miembros con ese término - Sangrevalor, Jurasangre, Furiasangre, entre otros. Un número de rangos, títulos y nombres de organizaciones de los elfos de sangre se han formado para transmitir mejor esto, tales como "Señor de sangre" y "Mago sangriento", y de hecho, el término "Caballero de sangre" en sí mismo.

Clases

Los deshacedores de hechizos, inmunes a la magia.

Muchos de los elfos de sangre son brujos o magos, aunque algunos son cazadores, exploradores o guerreros — especialmente los que buscan ser posibles deshacedores de hechizos, cazadores de demonios o forestales.[5] Algunos les continúan atrayendo la energía de la Luz y siguen siendo sacerdotes. Algunos elfos de sangre toman su obsesión demoníaca más allá y se convierten en jurapenas, mientras que otros optan por recurrir a la magia de la Legión y se convierten en magos sanguinarios.

Durante el asalto de Kael'thas a la Isla de Quel'Danas, las formidables filas de deshacedores de hechizos se estrecharon drásticamente cuando su cuartel general se vio abrumado por Kael'thas y sus fuerzas de la Legión Ardiente. El único ejército que queda ahora existe como una reliquia de una época pasada, porque los deshacedores de hechizos se han abstenido a cualquier formación de nuevos reclutas desde la traición de Kael'thas.

Población

Después de la destrucción de los quel'dorei a manos de la Plaga, el 90% de los elfos supervivientes se cambiaron de nombre al igual que Kael'thas en honor a sus hermanos caídos, mientras que el 10% restante mantuvo su estado de quel'dorei.

Después del abandono de la "Nueva Alianza" de Garithos, Kael'thas reclutó al 15% de los elfos de sangre para encontrar y reclamar una nueva nación en Terrallende, mientras que el restante 85% permaneció en Azeroth para recuperar Quel'Thalas de la Plaga. After Kael'thas' defeat a number of the Sunfury returned to their brethren in Quel'Thalas.[37]

Creencias y prácticas

Los elfos de sangre (y los elfos nobles) veneran la idea metafórica del "Sol" en su cultura. Se consideran "bañados por el sol", e incluso lo han incorporado en sus vidas sociales. Esta reverencia es lo contrario a la de sus primos elfos de la noche, que tienen a la Luna en un sentido más elevado. Esto se debe a que la sociedad cerrada de los elfos estaba centrada en la Fuente del Sol, que había autorizado y protegido Quel'Thalas y a sus ciudadanos 7.000 años antes de su destrucción.[38] Tras la pérdida de la Fuente del Sol, los ciudadanos de Quel'Thalas llegaron a incorporar la noción de "memoria", en honor a su fuente caída.

Una pícara elfa de sangre.

Como los elfos nobles, los elfos de sangre fueron miembros de la Iglesia de la Luz. Después de su conversión a sin'dorei, y la utilización de métodos menos nobles para saciar su adicción, sentían y creían que la Luz les había abandonado. Uno de los seguidores más prominentes de esta mentalidad fue Lady Liadrin, que renunció a sus votos a la Luz debido a este supuesto abandono. Liadrin y muchos de sus seguidores desilusionados más tarde utilizaron la Luz como una herramienta, teniendo que confiar en la fe para ponerla en marcha, aunque algunos elfos de sangre se mantuvieron fieles a la orientación de la Luz y siguió servirse de ella sin tener que recurrir a estos métodos.[39]

El escudo de los elfos de sangre, visto en muchas banderas, tabardos y en edificios de dentro y fuera de Quel'Thalas, representa a un fénix. Metafóricamente, esto representa el "renacimiento" de los elfos de sangre de las cenizas de su reino como un pueblo más formidable.[40]

Hay muchas otras creencias y prácticas que se encuentran dentro de la sociedad de los elfos de sangre, y algunos de los cuales han chocando en cuanto a ideales - como las creencias y las políticas de los caballeros de sangre y los Errantes.

Simbolismo

Antes de la Tercera Guerra, los elfos de sangre (entonces elfos nobles) utilizaban a un unicornio como su símbolo. Tras el casi colapso de Quel'Thalas tras la invasión de la Plaga, los recién nombrados elfos de sangre incorporaron una criatura más apropiada a su cultura: un fénix. El fénix se ha convertido en el emblema de los sin'dorei más icónico, que se encuentra en sus banderas, su escudo racial (el Emblema de la Sangre), en su armamento, en los edificios, y otros muchos avistamientos. Metafóricamente, la naturaleza del fénix representa su "renacimiento" de las cenizas de su reino devastado, un sentimiento que también se refleja por apodo los elfos de sangre. En general, el fénix es retratado con oro y estampado sobre un fondo rojo, aunque tiene varias alteraciones y variaciones:

  • La orden de los caballeros de sangre utiliza el fénix de Quel'Thalas en su tabardo, aunque en rojo y contrastado con un fondo negro.
  • Las fuerzas de Furia del Sol se expanden en este diseño, aunque retratan al fénix con dos cabezas en vez con una.
  • El tabardo de los Atracasol parece representar un fénix más abstracto, aunque su diseño también podría basarse en un dracohalcón.
  • Una variante azul se puede ve en la decoración de las partes superiores de muchas tiendas de campaña sin'dorei.

Idioma

Los elfos de sangre hablan thalassiano, la lengua de su antigua raza. Es un derivado del darnassiano, lo que lleva a algunas coincidencias y similitudes lingüísticas entre los dos idiomas.

Monturas y compañeros

Una elfa de sangre junto a un dracohalcón.
Una elfa de sangre sobre un halcón zancudo, como se muestra en la página oficial.
Un gólem arcano de los elfos de sangre.

La montura más común de los elfos de sangre son los halcones zancudos, una criaturas parecidas a una cocatriz que parecen ser originarias de los bosques de Quel'Thalas, ya que no se han encontrado en otro sitio de Azeroth. Cuando Kael'thas condujo a sus seguidores al mundo en ruinas de Terrallende, los vibrantes halcones zancudos que se trajeron resultaron ser recordatorios de bienvenida de la hermosa casa hermosa de los elfos de sangre de Quel'Thalas. Valorados por su fiabilidad y velocidad, estas aves coloridas representan el esplendor inherente de los bosques dentro del reino. Mientras que la tragedia ha caído sobre Quel'Thalas en los últimos años, los halcones zancudos siguen siendo una parte integral del día a día de los elfos.[41]

Los dracohalcones son otras criaturas con las que los elfos de sangre tienen una relación positiva. Se han utilizado como monturas voladoras, y han luchado junto a sus amos los elfos en varios conflictos.[42] Los Errantes los utilizan para los asaltos aéreos contra la Plaga, y además, los elfos de sangre también emplean esta táctica contra Arthas en Rasganorte - durante sus dos visitas.[43]

Los sin'dorei una vez tuvieron una afinidad natural con las criaturas del Bosque Canción Eterna. Los vermis de maná sirvieron como guardianes de los cristales de diversas iniciativas y de estructuras misteriosas de todo el reino élfico. Sin embargo, se enloqueceron por la invasión de la Plaga, e incluso, los elfos de sangre han visto obligados a alimentarse de ellos. Los linces y los antárboles también fueron aliados de los elfos, aunque se han vuelto hostiles a raíz del ataque de la Plaga.

Los elfos de sangre han demostrado mantener a los gatos alrededor de sus ciudades y los asentamientos; la criatura orgullosa e independiente tal vez refleje la propia actitud de los elfos de sangre. Además, los elfos de sangre han empleado toda clase de indulgencias con el arcano poder, tales como escobas mágicas para barrer las calles, cristales que se encuentran por toda Lunargenta, y adornos de flores en levitando mágicamente.

Construcciones, invenciones y armamento

Los elfos de sangre mantienen y controlan a un gran número de gólem por arte de magia imbuida para complementar la fuerza de su propia guardia, llamados los gólem arcanos. Estas descomunales construcciones robóticas sirven como fuerza de patrullas de élite de la Ciudad de Lunargenta, con la capacidad de buscar y destruir a los enemigos sin importar donde se escondan. También son utilizados por la orden de los caballeros de sangre, como se ve con el vigía de las puertas Aendor y sus secuaces, y los Arúspices también han creado sus propios gólem. Tras la recuperación de la Fuente del Sol, también se colocaron gólem arcanos alrededor de la fuente de poder sagrado para ayudar a la guardia. Parece ser que estos gólem se crearon durante el reinado del rey Anasterian, aunque nunca se les ha visto a los Quel'dorei hacer uso de ellos antes de su conversión a sin'dorei.[44]

Los gólem arcanos también han sido utilizados como una herramienta propagandística por los magistri, y periódicamente recuerdan a los ciudadanos que las leyes de Lunargenta deben ser obedecidas, que Lor'themar Theron les llevará al poder y a la gloria, que Quel'Thalas seguirá siendo fuerte a raíz de la traición de Kael'thas; y abiertamente animando a los ciudadanos de Lunargenta a vivir sus vidas con felicidad.[45]

Además de los gólem estándar, los elfos de sangre, bajo el liderato del Príncipe Kael'thas y Kil'jaeden crearon potentes alteraciones del gólem arcano estándar, llamados los gólem viles, imponentes construcciones alimentados con el poder vil. El Embate de los Atracasol elaboraron aún más el diseño los gólem viles, creando nuevas construcciones (el demoledor Pirastral y el ensamblaje Atracasol descontrolado) capaces de más diversas y poderosas habilidades, sin tener influencia demoníaca.

Por otra parte, los elfos de sangre han conseguido usar los gólem de sangre, construcciones mecánicas formidables forjadas en el Solio del Trueno, anteriormente bajo el mando de Lei Shen.

En Terrallende, los elfos de sangre Furia del Sol crearon la bomba de maná, un arma arcana capaz hacer una gran destrucción. Tanto el Poblado Kirin'Var como el Matorral Cenarion fueron totalmente aniquilados por la fuerza de las bombas de maná, mientras que otro que fue adquirido para un ataque a la Isla Theramore, aumentado su poder gracias al Iris de enfoque, destruyó toda la isla. También se han producido bombas de maná tácticas, aunque su naturaleza volátil los hace poco adecuadas para su uso por los soldados comunes.[46]

Cristales flotantes adornan varias ciudades y puestos de avanzada de los elfos de sangre. Estos son de dos tipos: los cristales ardientes (también conocidos como "los cristales viles" por el Gran magister Rommath), y los cristales de maná. Los primeros son unos dispositivos creados por los magistri para almacenar energía demoníaca; en este estado, se observaron a varios magos drenando el poder de los cristales directamente. Una vez que se encontraron alrededor de Quel'Thalas, aunque Rommath declarase su retirada tras la restauración de la Fuente del Sol.[47] Los cristales de maná (nombrados también cristales arcanos o cristales de defensa) son una creación más convencional (e implícitamente la forma original de los cristales viles), que pueden ser utilizado para defensas eléctricas o crear escudos mágicos sobre las ciudades y puestos de avanzada.

Los elfos de sangre y la Luz

Un tema clave en la historia de los elfos de sangre es la caída de la luz en la sociedad thalassiana, y su posterior reactivación tras la final de The Burning Crusade. La mayoría de los elfos se desilusionaron con la Luz tras la Tercera Guerra, sosteniendo que no ayudó a su pueblo cuando más lo necesitaban.[48] Con esta mentalidad, los elfos llegaron a incorporar la noción de "manipular" la Luz a su voluntad, y verse a sí mismos como sus verdaderos maestros como resultado de este dominio. Los otros paladines del mundo se veían obligados a vivir de acuerdo con una estricta doctrina moral al manejar la Luz y sus bendiciones, sin embargo, los caballeros de sangre la habían eludido de manera eficiente mediante el uso de las enseñanzas del Príncipe Kael'thas con el naaru capturado, M'uru, extrayendo su energía para impulsar sus habilidades de paladín.

Un conjunto de cristales de sangre.

Ahora, los caballeros de sangre puede canalizar libremente la fuerza de la Luz gracias a la restaurada Fuente del Sol, la nueva fuente de poder de energías sagradas y arcanas.[49] Su relación con el culto convencional de la Luz no está clara, aunque por lo menos algunos sin'dorei (los más prolíficos de los cuales parecen ser Lady Liadrin y sus discípulos) han reavivado una perspectiva mucho más positiva hacia la Luz.

Los sacerdotes elfos de sangre traen más de un dilema, ya que se sabe relativamente poco acerca de sus propias perspectivas sobre la Luz. Algunos consideraron que la opinión de los Caballeros de Sangre en el abandono de la Luz como una "locura", y continuaron adorándola como sacerdotes y sacerdotisas de la Luz, independientemente de la nueva dirección que su sociedad estuviese tomando.[39] Los instructores de sacerdotes sin'dorei también se refieren a dar "sermones", un fraseo en gran parte asociado con bendiciones sagradas y, por extensión, a la adoración de la Luz.

Relaciones

Los elfos de sangre son un pueblo orgulloso y que, como han demostrado en la historia, prefieren mantener a los suyos. Quel'Thalas disfrutó del aislamiento de las razas más jóvenes durante mucho tiempo, hasta que tanto en las Guerras Trol y durante la Segunda Guerra les forzaron a aliarse con ellas. A pesar de esto, Quel'Thalas se apresuró a abandonar estas relaciones en ambos sentidos, y volvieron a la reclusión independiente hasta la invasión de la Plaga - y en ese momento, comenzaron a buscar activamente nuevos aliados bajo la directiva de Kael'thas Caminante del Sol y de Lor'themar Theron. Actualmente son miembros de la Horda.

Un caballero de sangre sin'dorei y una maga draenei, más allá del Portal Oscuro.

Los sin'dorei han llegado a vilipendiar a la mayoría de las razas, sin embargo, los elfos de sangre que quedaron en Azeroth han desarrollado una relación con los Renegados, debido a la reina Sylvanas Brisaveloz, que era la General Forestal de Lunargenta hasta que Arthas la convirtió en no-muerta en contra de su voluntad. La reina dice que aún se considera una de los protectores más importantes de Quel'Thalas. Ella ha ofrecido ayuda en repetidas ocasiones en forma de suministros y tropas. Los sin'dorei inicialmente temían que fuese una trampa, aunque finalmente cedieron y permitieron a Sylvanas enviar tropas de renegados a las Tierras Fantasma para ayudar. Después de esto, Quel'Thalas y Entrañas han desarrollado una especie de camaradería, y se ha construido un orbe para permitir viajes más rápidos entre las dos naciones. La gente de Quel'Thalas aparentemente han llegado a ver a su antigua forestal general como una especie de héroina; que dio su vida para proteger a Lunargenta y continúa colaborando en la no-muerte.[50]

Irónicamente, la relación de Sylvanas con el elfo de sangre Lor'themar Theron (su anterior segundo al mando) y su Gran magister no parece ser muy positiva, y Sylvanas tuvo que torcer el brazo con las amenazas a verlo dedicar tropas a Rasganorte.[51]

Una pícara elfa de sangre lucha contra un paladín draenei.

A raíz de las acciones asesinas del intolerante Garithos, los elfos de sangre se opusieron más que nunca a la idea de trabajar con la Alianza. A pesar de esto, Quel'Thalas se involuncró en relaciones diplomáticas con un embajador de Forjaz, aunque no terminó muy bien.[52] Ciertamente, la Alianza no ha mostrado ningún interés en ayudar a los elfos de sangre en Azeroth o en Terrallende o llegar a conducir a la Plaga fuera de Quel'Thalas. Sospechan de los pocos elfos nobles dispersos que aún existen, pero la Alianza considera que los elfos de sangre son aún menos dignos de confianza. Los elfos de la noche son especialmente hostiles hacia ellos: para los elfos de la noche, el olor sin'dorei es de desesperación y de magia arcana.

Los elfos de sangre tienen en general disgusto y desconfianza a los humanos; se lamentan de enseñarles los caminos de la magia hace mucho tiempo, y citan a individuos como Garithos e incluso a Arthas como una excusa para desacreditarlos.[53] Sin embargo, los elfos de sangre han sido capaces de diferenciar entre humanos de la Alianza y, por ejemplo, de la Cruzada Argenta; y parecen no haber albergado ninguna mala voluntad hacia este último. Los sin'dorei parecen tener poca opinión sobre los enanos. Algunos de ellos han levantado su voz contra Forjaz; incluso han idoo tan lejos como para afirmar que los enanos "nunca han sido un gran amigo" de Quel'Thalas. La rivalidad entre los sin'dorei y los enanos en relación con los artefactos antiguos ha surgido recientemente; el Relicario intenta contrarrestar el aumento de la Liga enana de Expedicionarios.

La magistrix Valthin, una maga elfa de sangre

Los elfos de sangre tienen una historia complicada con los draenei. Las fuerzas de Kael'thas fueron las responsables de que los draenei desconcertados huyesen de Terrallende en el Exodar, además de la caída en el aterrizaje en Azeroth. Más tarde trataron de convocar a los refuerzos del Castillo de la Tempestad con el fin de conquistar el Exodar por completo y masacrar a los draenei restantes. El profeta Velen, sin embargo, ha tenido una visión de lo que estaba por venir - incluyendo el destino de M'uru, la situación de Lady Liadrin y el futuro de la Ciudad de Lunargenta tras la traición de Kael'thas. A pesar de los agravios perpetrados por los elfos de sangre de Kael'thas contra los draenei, fue Velen el que volvío a encender la Fuente del Sol con la chispa final de M'uru.

Los elfos de sangre tienen una opinión un poco dividida sobre lo que queda de sus hermanos elfos nobles. Algunos, como Halduron Alasol y Tae'thelan Mirasangre, han expresado no guardar rencor hacia los quel'dorei y se ha referido a ellos como "hijos de Lunargenta", mientras que los demás tiene abierta su intención de liberar a los elfos de su adicción y se unen como la raza orgullosa que una vez fueron. Lor'themar Theron y Halduron les han permitido el acceso a la Fuente del Sol, aunque también han mostrado cierta hostilidad hacia algunos elfos nobles como Vereesa Brisaveloz, que se había opuesto a la inclusión de los elfos de sangre en el Kirin Tor.

Muchos elfos de sangre tuvieron una vez fuertes lazos con Dalaran y el Kirin Tor; el mismísimo príncipe Kael'thas estudió allí y también el Gran magister Rommath vivió allí. Sin embargo, el Kirin Tor no intervino cuando el Gran Mariscal Garithos condenó a los elfos de sangre a una muerte injusta, dejando a Rommath y a sus magistri con un fuerte odio hacia ellos por eso. Con el archimago elfo de sangre Aethas Atracasol en el Consejo de los Seis, algunos elfos de sangre como los Atracasol dieron la bienvenida la posibilidad de reunirse con el Kirin Tor, aunque Rommath lo despreció.[54] El archimago Aethas tuvo una posición fuerte en el Kirin Tor, cuyos seguidores (los cuales llevan su nombre, los Atracasol) se aseguraron una gran parte de la ciudad de Dalaran para los elfos de sangre y sus aliados.[55] Al parecer, las perspectivas de Rommath en el Kirin Tor ha sido más frecuentes en los últimos tiempos, a raíz de la violenta purga de la Horda en Dalaran.

Los elfos de sangre y la Horda

Una bruja sin'dorei de la Horda.

Los gran mayoría de los elfos de sangre son ahora miembros de la Horda - esta alianza transmite un fuerte choque de culturas. Los elfos de sangre son una parte importante de la Horda del este, junto con su antigua General Forestal Sylvanas Brisaveloz y los renegados. Como son relativamente nuevos, los elfos de sangre han enviado a varios diplomáticos a varias ciudades y líderes de la Horda (como el embajador Penasol y la embajadora Cantoalba), y los diplomáticos de cada facción de la Horda se encuentran dentro de la Ciudad de Lunargenta. A pesar de que la Horda en general se mostró reacia a forjar alianzas con los sin'dorei, la confianza de Sylvanas y el consenso general de que los elfos de sangre podrían aportar a la Horda lo que no tenía[56], preparó el camino para ser que Quel'Thalas fuese aceptada como una facción de la Horda.

Varios elfos de sangre prefieren mantenerse con su propia empresa, ven el despliegue fuera de Quel'Thalas como una especie de molestia, aunque otros han visto bastante bien lo de integrarse en la Horda, llegando incluso a apreciar sus diferentes culturas.[57] Los elfos de sangre fueron una importante fuerza impulsora de la campaña a Rasganorte de la Horda; Aethas Atracasol les garantizó un santuario vital dentro de la antigua ciudad de la Alianza: Dalaran. Algunos de los sin'dorei han aumentado las filas de la Horda, sirviendo como generales[58] o como líderes de espías.[59]

Algunos elfos de sangre poderosos incluso se han alistado a la guardia Kor'kron[60], la fuerza de combate de élite de la Horda. Los elfos de sangre del Relicario se dedican a dar a la Horda el monopolio de los artefactos de gran poder.

Otras relaciones

The RPG Icon 16x36.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft RPG.

Varanis Bitterstar luchando contra la Plaga

Odiados por la mayoría de las razas, los elfos de sangre fueron aceptados por los Renegados al compartir ambos las mismas metas.[26] La Horda de Kalimdor los describe como peligrosos y sumamente destructivos.[22] Tanto los orcos como los trol y tauren no confían en ellos debido a su adicción a la magia. En particular, los orcos comprenden a la vez que temen que los elfos sigan el mismo camino que sus clanes cuando fueron corrompidos por los demonios, cuya sangre pueden oler corriendo por las venas de los sin'dorei. Por su parte, los elfos de sangre consideran a la Horda como unos bárbaros que reniegan abrazar el poder que se ofrece ante ellos. Consideran a los orcos débiles por no haber podido controlar el poder que los demonios les dieron y cayeron fácilmente bajo sus órdenes.[61] Su hedor a energía vil demoníaca llega a ofended a las razas espirituales como los elfos nocturnos y tauren.

Sin'dorei contra kaldorei.

Tras su ingreso en la Horda, sus relaciones mejoraron, los orcos comprendieron su dolor mejor. Los tauren consideran que aún son una raza joven que debe aprender de sus errores y dejar el pasado atrás, compartiendo con ellos el respeto por la madre tierra. Los goblin saben que son buenos compradores, muy difíciles de engañar y vengativos, por ello solo les venden objetos de calidad. Con los Lanza Negra hay una desconfianza visible aunque no tanto como la que muestran hacia los renegados.

Los elfos de sangre se sienten traicionados por la Alianza y son enemigos de los humanos y de los elfos de la noche. Tratan de sacar a los elfos nobles restantes que hay dentro de su sociedad. De hecho, la existencia de los elfos de sangre demuestra la posible corrupción de esta raza una vez poderosa, y los elfos nobles los ven como una seria advertencia. Muchos elfos nobles tratan de reparar los males causados ​​por sus familiares dementes. Los elfos de sangre se llevan bien con los naga - con los que comparten ancestros (los altonatos) - y con otras facciones independientes. No son bienvenidos en las tierras de la Alianza.[22] La ​​Alianza representa todo lo que los elfos de sangre odian en el mundo. Los humanos condujeron el éxodo de Lordaeron, el abandono de los elfos de sangre a la Plaga. Los elfos nobles son débiles, tienen potencial para alcanzar el estatus de los elfos de sangre, pero no van a aceptar el poder y por lo tanto son de poca utilidad. Los elfos de la noche son recordados como los elfos que los expulsaron de sus hogares hace mucho tiempo, y los rencores aún son profundos. Las otras razas simplemente no les gustan por su representación en la Alianza - "el amigo de mi enemigo es mi enemigo", por así decirlo. La Alianza les ven como peligrosos (y locos, en algunos casos). Los hechiceros arcanos de la Alianza se han puesto de acuerdo en que los elfos de sangre han ido demasiado lejos en su búsqueda del poder. Los elfos de sangre tienen poco uso para la Alianza, y la caída de esta facción es el siguiente en la lista después de haber purgado la Plaga de Lordaeron.[23]

Los elfos de sangre consideran los naga sus aliados y amigos. Las otras razas neutrales que les interesan son algunos de los trol oscuros. Las tribus trol suelen tener los elementos o la información útil para los elfos de sangre y odian a los elfos de la noche con casi la misma pasión. Los elfos de sangre tienen algunas opiniones sobre las razas independientes - Aquellos que adoran a un poder divino son débiles, y los que permanecen neutrales son de poca importancia.[23]

Muchos elfos de sangre han insinuado su camino de vuelta al mundo y buscan lugares ricos en poder mágico - tales como los bosques de Vallefresno. Algunos elfos de sangre, impregnados de dolor y de rabia, se han unido al Consejo de la Sombra en Frondavil.

Liderazgo

Lor'themar Theron, un ex comandante de los Errantes (y antiguo segundo al mando de Sylvanas Brisaveloz), dirige a los sin'dorei como el Señor Regente de Quel'Thalas.

Antes de la Tercera Guerra, Quel'Thalas fue gobernada con una monarquía absoluta, con el Gran Rey Anasterian Caminante del Sol. Gobernó durante mucho tiempo, por lo menos unos 3.000 años, y fue elogiado por el Consejo de Lunargenta, un consejo de señores elfos que se había comprometido a ayudar a la dinastía real para conseguir una Quel'Thalas segura. Sin embargo, durante el ataque de la Plaga, Anasterian fue asesinado y todo el Concilio fue erradicada - con un solo sobreviviente, el traidor Dar'Khan Drathir, que también fue matado por Arthas tras la caída de Quel'Thalas.[62]

A raíz de la destrucción total de la dirección de Quel'Thalas, el príncipe Kael'thas Caminante del Sol se convirtió en el único líder de los elfos de sangre. Aunque fue esencialmente un monarca, Kael'thas no parece tener oficialmente la corona de los elfos, en lugar de eso, se autotituló como "El señor de los elfos de sangre" y "El Rey Sol". Kael'thas decidió no revitalizar la Convocatoria, y en su lugar ordenó a Lor'themar Theron, el antiguo segundo al mando de la General Forestal Sylvanas Brisaveloz, actuar como regente en Quel'Thalas en su ausencia.

Últimamente, con la traición y la muerte del príncipe Kael'thas, Lor'themar se ha convertido en el único líder del pueblo de los elfos de sangre. Con la dinastía Sunstrider completamente terminada, la corona no ha sido reclamada, e incluso Lor'themar ha optado por retener su papel como el "Señor Regente", en vez de autoplocamarse - o restaurar la Convocatoria.

Como tal, los elfos de sangre están en un estado de interregno, con el Señor Regente Lor'themar Theron como su único líder.

Los elfos de sangre tienen una serie de otros líderes. Halduron Alasol, el General Forestal de Lunargenta, sirve como el líder de los Errantes y como comandante militar de los elfos de sangre. El Gran magister Rommath dirige a los magistri, los hechiceros más poderosos de la sociedad de los sin'dorei, mientras que Lady Liadrin regula a la orden de los caballeros de sangre como su líder suprema y matriarca.

Organizaciones de los elfos de sangre

Los sin'dorei tienen una serie de organizaciones, en su mayoría afiliadas directamente con Quel'Thalas.

Los magistri

El magister Ashi.
Artículo principal: Magistri

Uno de los grupos más destacados dentro de Quel'Thalas, y un grupo que se considera formidablemente temible incluso por los estándares de Dalaran,[63] son los magistri. Liderados por Rommath, el Gran magister de Quel'Thalas, los magistri se encuentran entre los grupos más respetados y poderosos políticamente en Quel'Thalas, y sirve como fin principal de los magos de Lunargenta. Son directamente responsables de la recuperación de la tierra natal de los elfos de la Plaga, y fue su dominio sobre la magia lo que les permitió reconstruir la Ciudad de Lunargenta "casi toda la noche". Los magistri fueron capaces de usar incluso las energías de un naaru para los elfos de sangre, dando lugar a la creación de los caballeros de sangre. Las diversas estructuras arcanas que hay alrededor de la ciudad se encuentran facultadas por su magia volátil, y la idea de que una de las organizaciones de los magos más poderosos de Azeroth podrían estar en la Horda fue un componente clave para que los elfos de sangre fuesen aceptados en ella.[64]

Los magistri han seguido manejando una gran cantidad de respeto y de poder político dentro de Quel'Thalas, aunque si el consenso de la policía estatal persista a pesar de los cambios radicales Quel'Thalas se desconoce, aunque poco probable.

Los Errantes

Jaedan Sunshot, una Errante.
Artículo principal: Errantes

Una de las organizaciones de los elfos más emblemáticas son los Errantes. Esta organización de forestales élites tiene sus raíces en las Guerras Trol, cuando un grupo vagamente afiliado de guerreros elfos nobles de vez en cuando trabajaron juntos para defender Quel'Thalas. Liderados por el General Forestal de Lunargenta, Halduron Alasol, son quizás el grupo más en contacto con sus raíces. Maestros de la selva y conocedores de sus territorios por dentro y por fuera, los Errantes operan principalmente en y alrededor de Quel'Thalas. Incomparables francotiradores y mujeres, son los dueños de ataques quirúrgicos y emboscadas. Aunque forman parte del gobierno de los elfos de sangre, no son un ejército formal.

Los Errantes estaban en contra de la creación de los caballeros de sangre, y Halduron se opuso a la explotación de M'uru. Las dos organizaciones en general no se llevan demasiado bien.

Los caballeros de sangre

La cruzada Farisa, una caballera de sangre sin'dorei.
Artículo principal: Caballero de sangre

Después de que los elfos de sangre comenzaran a utilizar métodos más dudoso de saciar su adicción, varios elfos se sintieron abandonados por la Luz. A su vez, esto llevó a Lady Liadrin, una sacerdotisa de la Luz, a renunciar a sus votos por ello. Sin embargo, el príncipe Kael'thas posteriormente sometió a un ser de luz pura - un naaru llamado M'uru - y lo envió a Quel'Thalas. En lugar de alimentarse de su energía, los magistri idearon un mejor uso de su poder - y después de la experimentación, permitieron a los elfos de sangre tomar por la fuerza su poder sagrado. Por lo tanto, los caballeros de sangre nacieron, bajo la dirección personal de Liadrin. La voluntad de la orden se puso a prueba, cuando M'uru fue robado de Quel'Thalas, y los caballeros de sangre se quedaron privados de una fuente de energía. Sin embargo, con la revitalización de la Fuente del Sol, que renació como una fuente de poder sagrado y misterioso, los caballeros de sangre de Lunargenta ahora canalizan su poder directamente de ella - una relación mucho menos dañina y más armónica que su anterior método de manejar la Luz.

Los caballeros de sangre rápidamente se ganaron el apoyo popular dentro de Quel'Thalas, y se han ampliado desde entonces. Los caballeros de sangre sirven como protectores férreos de Quel'Thalas, son fieles servidores de Lunargenta y en ocasiones son agentes del Estado.[65] Su actitud no es bien recibida por sus compatriotas Errantes, y los dos grupos rara vez se ven cara a cara.

Los Atracasol

Artículo principal: Atracasol

Liderados por archimago Aethas Atracasol, los Atracasol son un grupo de elfos de sangre que desean ver a los sin'dorei admitidos como miembros del Kirin Tor. Tradicionalmente excluidos de Dalaran, a la Horda se le concedió refugio en la ciudad debido a sus esfuerzos. Debido a las recientes traiciones del Kirn Tor desde dentro del grupo, Jaina Valiente ordenó una purga en Dalaran. Este evento dio lugar a la encarcelación de los Atracasol, y la desaparición de los que no lo se rindieron.

Embate de los Atracasol

Artículo principal: Embate de los Atracasol

Con el respaldo de Lunargenta y defendidos por el propio Señor Regente Lor'themar, los Atracasol que escaparon de la purga levantaron las armas contra Lei Shen y el Kirin Tor en la Isla del Trueno, con el objetivo de obtener poderosos artefactos mogu de las ruinas y asegurarse un futuro si la Horda sucumbe a la anarquía.

El Relicario

Artículo principal: Relicario

El Relicario es una organización encabezada por el Alto examinador Tae'thelan Mirasangre, y funciona como contrapartida a la Liga de Expedicionarios por parte de la Horda. El Relicario busca adquirir artefactos de gran poder, y utilizarlos para liberar a la raza élfica de su adicción mágica por completo.[66]

Los Furia del Sol

La bandera de los Furia del Sol, una tela más oscura que su equivalente en la Ciudad de Lunargenta, representa a un fénix metafórico de Quel'Thalas con dos cabezas en lugar de una.
Artículo principal: Furia del Sol

En Furia del Sol están los elfos de sangre más poderosos que el príncipe Kael'thas llevó a Terrallende. Estaban situados principalmente en la zona rica en magia de Tormenta Abisal, mientras que otros elfos de sangre estaban entre los ejércitos de los Arúspices e Illidan. Liderados por numerosos generales, tales como Daellis Golpe del Amanecer, cuyo grupo atacó el Poblado Kirin'Var y mató a sus resisdentes, y otros miembros de Furia del Sol han desmantelado las forjas de maná del área para el beneficio de sus amos. Los Furia del Sol fue una de las sectas más despiadadas de elfos de sangre que se encontró en Terrallende.

Sin embargo, tras la traición de Kael'thas, varios Furia del Sol volvieron a casa para servir a su pueblo en lugar de seguir el camino cada vez más condenatorio de Kael, con lo que se afiliaron a Quel'Thalas y a la Horda.[67]

Aunque ahora forman parte del ejército oficial de Lunargenta, los Furia del Sol aún no han hecho su aparición en World of Warcraft en tal encarnación.

Los Arúspices

Artículo principal: Arúspices

Los Arúspices fueron una vez elfos de sangre de alto rango en el ejército del príncipe Kael'thas, sus filas incluían a algunos de los eruditos y magistri más dotados que Kael'thas había traído a Terrallende. Son liderados por Voren'thal el Vidente, un mago de gran destreza.[68] Voren'thal estuvo cada vez más preocupado por el camino oscuro que su príncipe estaba tomando, y el naaru A'dal le concedió visiones. Convencido de que la única oportunidad de los sin'dorei en su supervivencia recaía en el naaru, Voren'thal y sus seguidores optaron por abandonar la causa de Kael'thas.

Voren'thal y sus fuerzas recibieron la orden de atacar la ciudad de Shattrath, pero arrojaron sus armas y pidieron una audiencia con A'dal en su lugar. Voren'thal se comprometió a la causa de Shattrath, una deserción que disgustó a Kael'thas en gran medida. Ahora conocidos como los Arúspices, Voren'thal y sus seguidores se les concedió una parte de la ciudad, que conoció como la Grada del Arúspice. Los Aldor, no vieron con buenos ojos la presencia de los Arúspices en la ciudad, la división entre las facciones rápidamente estalló entre las dos.

Los Arúspices buscaron salvar a su pueblo de la caída de Kael'thas, y descubrieron una evidencia concreta de que el príncipe había comenzado a confraternizar con la Legión Ardiente.[69] Tras la derrota de Kael'thas en el Castillo de la Tempestad, las fuerzas de los Arúspices regresaron a Quel'Thalas bajo la bandera de la Ofensiva Sol Devastado (una coalición de Aldor y los Arúspices por una causa común) para terminar las ambiciones de Kael'thas para siempre.

Lo que pasó con los Arúspices tras la caída de Kael'thas, la derrota de Kil'jaeden, y la restauración de la Fuente del Sol no está claro.

Otros

Notables organizaciones de elfo de sangre afiliados en otra parte (con Kael'thas, con Illidan o con la Legión Ardiente) incluyen los elfos eclipsianos, los Buscasol, los Espada Sombría, los Halcón del Sol, los Filosol, los Hojalba, la Mano Carmesí y los Ala de Fuego.

Una pequeña organización llamada los Halcones de sangre sirve a Quel'Thalas en el Bosque Canción Eterna, y su dirección depende directamente del Forestal general Halduron Alasol.[70]

Elfos de sangre importantes

Nombre Rol Condición Localización Afiliación
IconSmall Kael'thas.gifIconSmall KaelWretched.gif Príncipe Kael'thas Caminante del Sol Último vástago de la dinastía Caminante del Sol. Fallecido (Lore); Matable (WoW) Castillo de la Tempestad o Bancal del Magister Legión Ardiente. Anteriormente, Alianza de Lordaeron, Quel'Thalas, Kirin Tor, Fuerzas de Illidan
IconSmall Lor'themar.gif Señor Regente Lor'themar Theron Líder de los elfos de sangre en Azeroth, Regente de Quel'thalas. Vivo Aguja Furia del Sol, Ciudad de Lunargenta Horda, Quel'Thalas. Anteriormente, Alianza de Lordaeron
IconSmall Halduron.gif General Forestal Halduron Alasol Comandante militar de los elfos de sangre en Azeroth y líder de los Errantes. Vivo Aguja Furia del Sol, Ciudad de Lunargenta Horda, Quel'Thalas, Los Errantes. Anteriormente, Alianza de Lordaeron
IconSmall Rommath.gif Gran magister Rommath Líder de todos los magistri en Azeroth. Heraldo y ferozmente leal sirviente de Kael'thas. Vivo Aguja Furia del Sol, Ciudad de Lunargenta Horda, Quel'Thalas, Magistri. Anteriormente, Kirin Tor
IconSmall Liadrin.gif Lady Liadrin Matriarca y la primera de los caballeros de sangre. Viva Terraza de la Luz, Ciudad de Shattrath o Meseta de la Fuente del Sol. Anteriormente en Plaza del Errante o Ciudad de Lunargenta Quel'Thalas, Orden de los Caballeros de sangre, Los Sha'tar, Ofensiva Sol Devastado.Anteriormente, Casa Caminante del Sol
IconSmall Aethas.gif Archimago Aethas Atracasol Antiguo archimago del Kirin Tor. Antiguo miembro de los Seis. Vivo Ciudad de Lunargenta. Anteriormente, Ciudadela Violeta, Dalaran Quel'Thalas, Los AtracasolAnteriormente, Kirin Tor
IconSmall BloodElf Male.gif Alto examinador Tae'thelan Mirasangre Alto examinador y líder de El Relicario. Vivo Paso de Mirasangre, Tierras Inhóspitas Horda, Quel'Thalas, El Relicario
IconSmall BloodElf Male.gif Magister Astalor Jurasangre Magister al cargo de M'uru. Responsable de la manipulación de las energías de M'uru por parte de los caballeros de sangre. Vivo Ciudad de Lunargenta Horda, Quel'Thalas
IconSmall BloodElf Male.gif Maestro Pyreanor Consejero del Jefe de Guerra Garrosh Grito Infernal y instructor de caballeros de sangre en Kalimdor. Vivo Fuerte Grommash, Orgrimmar Horda, Quel'Thalas, Orden de los Caballeros de sangre
IconSmall BloodElf Male.gif Pathaleon el Calculador Agente del príncipe Kael'thas. Matable El Mechanar, Castillo de la Tempestad Casa Caminante del Sol, Fuerzas de Illidan
IconSmall BloodElf Girl.gif Salandria Hija adoptada de Lady Liadrin, huérfana de Shattrath (Semana de los Niños). Está destinada a grandes cosas en el futuro. Viva Ciudad de Shattrath Quel'Thalas
Orden de los Caballeros de sangre
IconSmall BloodElf Male.gif Voren'thal el Vidente El líder de los Arúspices en Terrallende. Vivo Biblioteca del Profeta, Ciudad de Shattrath Los Arúspices, Los Sha'tar
IconSmall Valeera.gifValeera Sanguinar Matona del Concilio de Tirisfal Viva Desconocido Varian Wrynn, Nuevo Concilio de Tirisfal. Anteriormente esclava en el Anillo Carmesí
IconSmall BloodElf Male.gif Embajador Penasol El embajador de los elfos de sangre en Entrañas. Vivo Barrio Real, Entrañas Quel'Thalas,Horda
IconSmall BloodElf Male.gif Zendarin Windrunner Elfo de sangre leal a Sintharia. Fallecido Desconocido Él mismo
Sintharia

Ancestros y derivaciones

La bandera San'layn banner, una versión modificada de la original sin'dorei.

Los actuales elfos de sangre descienden de los elfos de la noche. Aunque el lema de los sin'dorei como ha sido el de "renacer" de las cenizas de lo destrozados quel'dorei, en esencia biológica las dos razas son la misma. De los elfos de sangre han surgido varias razas, cada una es una derivación de los sin'dorei como los sin'dorei hicieron de los kaldorei - aunque no por medios convencionales.

Los desdichados - Si un sin'dorei no puede controlar sus adicción, a menudo sucumben a ella y se atiborran del poder en exceso sin pensar en las consecuencias. Físicamente con su apariencia élfica deformada, esta rama salvaje de los sin'dorei se representa a través de una forma original de la "sociedad" y sirve como una advertencia a los elfos de sangre - si su adicción a la magia no la controlan, entonces este será lamentable destino que les espera. Aunque por lo general desorganizados, algunos siguieron a Kael'thas Caminante del Sol a la Isla de Quel'Danas, donde matarón ha todos ellos. Irónicamente, Kael'thas se transformarí en uno de ellos. Recientemente, los quel'dorei también han producido una rama de desdichados.

Los elfos sangrevil - Los elfos sangrevil son una rama de los elfos de sangre que, al igual que los orcos, han sido corrompidos por la Legión Ardiente. Después de volver a Azeroth con el príncipe corrupto Kael'thas, los restos de su leal ejército se atiborró con cantidades colosales de sangre de demonio. Han adoptado varios rasgos demoníacos, entre ellos las alas negras, un color rojizo de piel, y los cuernos. Aunque mucho más formidables combatientes que la relativamente pequeña cantidad de desdichados, se ha visto a los elfos sangrevil codiciando las viles energías, canalizandola y entregandose sin temor a repercusiones. Sus fuerzas y una gran organización fueron derrotadas en la Meseta de la Fuente del Sol.

Los Caído Oscuro - Después de nefasto ataque Kael'thas e Illidan Tempestira a Rasganorte, varios de sus seguidores fueron asesinados, incluyendo el portador de Quel'Delar, Lana'thel. Más tarde, Arthas más tarde los resucitó para que les sirvera, y los llamó los "Caído Oscuro". Estos poderosos elfos de sangre no-muertos obtuvieron altos rangos entre las filas de la Plaga, varios de los cuales iban a formar los San'layn bajo el liderazgo de Lana'thel; ahora ella es una elegante vampírica "Reina de Sangre". Al igual que la necesidad de alimentarse de magia de los elfos de sangre, varios Caído Oscuro muestran la necesidad de alimentarse de sangre, lo que refleja su naturaleza vampírica. Los Caído Oscuro murieron en Ciudadela Corona de Hielo y la mayor parte de su liderazgo desmantelado, aunque uno o dos miembros de los San'layn continúan sin aparecer.

Alineamiento

La zona inicial de los elfos de sangre, la Isla del Caminante del Sol.

Tras la Segunda Guerra, los elfos de Quel'thalas dejaron de pertenecer activamente a la Alianza tras considerar que esta no los ayudó cuando su reino estuvo en peligro. A pesar de que algunos siguieron siendo leales a sus antiguos aliados, Quel'Thalas se quedó sin apoyos y durante la Tercera Guerra fue destruida por la Plaga, viéndose sus habitantes desbordados por el ejército comandado por Arthas sin nadie que acudiera a prestarles ayuda. Una vez arrasada su patria, los elfos de sangre se dieron cuenta que su falta de apoyos les había costado muy caro y buscaron desesperadamente una nueva alianza.

Sin embargo cuando Kael'Thas intentó luchar junto a los humanos supervivientes de Lordaeron fue repudiado por el Mariscal Garithos y los elfos de sangre eligieron un camino más oscuro, uniéndose a Illidan. Adoptaron las enseñanzas demoníacas y muchos de ellos acabaron sirviendo a la Legión Ardiente.

En diciembre de 2005 en la revista Computer Gaming World, Chris Metzen confesó que los elfos de sangre dejarían de ser una raza malvada para la expansión TBC.[71] Y en efecto, una parte de los elfos de Terrallende abandonaron el oscuro destino que de Kael y se agruparon bajo el nombre de los Arúspices mientras que los elfos de Quel'Thalas no tardaron en hacer lo mismo cuando su príncipe atacó su patria con la intención de invocar a Kil'Jaeden.

Especulaciones

Cazadores de demonios illidari entrenando en la parte superior de las Ruinas de Karabor
Questionmark-medium.png
El siguiente contenido son sólo especulaciones, observaciones u opiniones basadas posiblemente en datos oficiales de Blizzard. No debe tomarse como información oficial.

Apariencia

Los rasgos físicos de los elfos de sangre es probable que se transmitan genéticamente, aunque también es posible que algunas características también se puedan transmitir de madres a hijos mientras están en el útero, o incluso por la lactancia materna. Dado que la mayoría de estos rasgos son el resultado de la exposición a la energía vil, y no a la retirada (los elfos nobles supervivientes no sufrieron síntomas de abstinencia), han teorizado que sea permanente, como ocurrió con el color de piel de los orcos, que cambio del color marrón al verde cuando la raza se corrompió con la sangre de los demonios. Sin embargo, esto no parece ser el caso. Se ha confirmado que los efectos secundarios de la energía vil duran mucho, pero no son permanentes.

¿Reunificación élfica?

Blood elf blonde female.jpg

Con los recientes desarrollos de la expulsión de Kil'jaeden y la restauración de la Fuente del Sol, se podría argumentar que los elfos de sangre podrían volver a ser los elfos nobles. Los elfos ya no tienen que recurrir a la magia vil para alimentar su adicción, y finalmente se trata de una cuestión de tiempo para que los efectos secundario de la energía vil se retraigan - haciendo alusión a la posibilidad de una reconciliación.

Sin embargo, hay muchas diferencias culturales entre los elfos nobles y los elfos de sangre, y es probable que haya sólo un puñado de elfos de sangre que opten por recuperarla. Por otro lado, la mayoría de los elfos nobles relacionan a los elfos de sangre con la traición, elfos la mayoría alta relación a los elfos de sangre de traidores, y no los trairían de vuelta. Esto se confirma posteriormente con WotLK, donde en Dalaran, una facción de los elfos nobles, el Pacto de Plata, están en contra de los elfos de sangre de los Atracasol a pesar de que, con el regreso de la Fuente del Sol, los elfos de sangre ya no tienen que consumir energía vil.

A pesar de esta oposición, algunos de los elfos de sangre continúan manteniendo el deseo de unificar su raza una vez gloriosa. Un buen ejemplo de esta mentalidad es Tae'thelan Mirasangre, el líder del Relicario. Su objetivo es curar a los elfos de su adicción para siempre, a través de métodos de control. Esto ha sido un poco elaborado en los últimos tiempos, ya que incluso Vereesa Brisaveloz - la líder del Pacto de Plata, la facción que se oponía a los elfos de sangre más que cualquier otro - estaba dispuesta a viajar a Quel'Thalas a petición de Halduron Alasol, para luchar junto a él y con otro líder de la Horda, Vol'jin. Además, Lor'themar Theron ha permitido que los elfos nobles puedan entrar a la Fuente del Sol restaurada, aunque él y Vereesa no parecen llevarse muy bien.

Inspiración

  • El nombre de sin'dorei puede ser una referencia a Sindarin, la lengua élfica más hablada en la Tierra Media durante la Tercera Edad en la mitología de los Tolkien. Esto, sin embargo, puede no parece ser la referencia, sino de los nombres de los otros tipos de elfos de Warcraft, aunque podría haber tenido un efecto. Aunque es improbable, algunos piensan que el "sino" viene de la palabra "pecado" en inglés, y "dorei" de los kaldorei, los elfos de la noche.

Notas y curiosidades

  • De acuerdo con la guía de rol, los elfos de sangre en su conjunto se clasifican como "neutrales" en su alineación.
  • Harry "Lunargenta" parece ser uno de los mayores fans de los elfos de sangre en Azeroth.

Véase también

Referencias

  1. http://eu.battle.net/wow/es/game/race/
  2. 2,0 2,1 2,2 Razas de World of Warcraft: Elfos de sangre
  3. 3,0 3,1 3,2 Enciclopedia de Warcraft
  4. Arthas: La ascensión del Rey Exánime, 88
  5. 5,0 5,1 5,2 Monster Guide, pg. 65
  6. http://www.youtube.com/watch?v=NE-4Edh3RuM 5:02 Burning Crusade Behind the Scenes DVD (Inglés)
  7. World of Warcraft: The Burning Crusade manual, pg. 12-13
  8. http://eu.battle.net/wow/es/game/race/blood-elf
  9. In the Shadow of the Sun
  10. Supervisor Ocaso
  11. N [70] Aplasta a los Hojalba
  12. A la sombra del Sol
  13. http://eu.battle.net/wow/es/game/race/blood-elf
  14. Misión:¡Vengar a Furien!
  15. H [90] El Asalto a Zeb'tula
  16. H [90] ¡Abajo la Muralla!
  17. H [90] ¡Hacia los Cielos!
  18. H [90] La Caída de Shan Bu
  19. H [90] Sangre de vida
  20. Mareas Tenebrosas
  21. http://www.wow-europe.com/en/info/encyclopedia/339.xml
  22. 22,0 22,1 22,2 Alliance & Horde Compendium, pg. 15
  23. 23,0 23,1 23,2 Alliance & Horde Compendium, pg. 68
  24. Alliance & Horde Compendium, pg. 6-7, 14-15, 67-69
  25. Monster Guide, pg. 54-55
  26. 26,0 26,1 26,2 26,3 Monster Guide, pg. 64
  27. http://us.battle.net/wow/en/forum/topic/2721372142
  28. Alliance & Horde Compendium, pg. 16
  29. http://eu.battle.net/wow/es/game/race/blood-elf
  30. Monster Guide, pg. 64-65
  31. http://worldofwarcraft.com/info/encyclopedia/402.xml
  32. Dark Factions, pg. 152
  33. World of Warcraft: The Roleplaying Game 37
  34. World of Warcraft: The Roleplaying Game 37
  35. World of Warcraft: The Roleplaying Game 37
  36. World of Warcraft: The Roleplaying Game 37
  37. In the Shadow of the Sun
  38. http://eu.battle.net/wow/es/game/race/blood-elf
  39. 39,0 39,1 TCG Fires of Outland/17 "La luz que nos sostiene nos facilitará aún más las cargas. A pensar que nos ha abandonado, es locura pura."
  40. Arthas: La ascensión del Rey Exánime, 364
  41. http://eu.battle.net/wow/es/game/race/blood-elf
  42. Arthas: La ascensión del Rey Exánime
  43. Explorador del Martillo de Orgrim
  44. 5
  45. Guardián Arcano
  46. H [90] Explota, explota, me expló...
  47. H [90] ¿Qué hay en la caja?
  48. Burning Crusade Behind The Scenes - Blood Elves. YouTube (2008-03-19).
  49. http://eu.battle.net/wow/en/forum/topic/900710701
  50. Vaeron Kormar
  51. In the Shadow of the Sun
  52. Misión:El espía enano
  53. Melaya Tassier
  54. A la sombra del Sol
  55. Santuario Atracasol
  56. Emisarios de la Horda
  57. Lorrin Zorro de Fuego
  58. General Salaman
  59. Maestra de espías Anara
  60. http://es.wowhead.com/npc=37035/korkron-vanquisher#abilities
  61. Alliance & Horde Compendium, pg. 68-69
  62. Arthas: La ascensión del Rey Exánime, 295
  63. A la sombra del Sol
  64. Emisarios de la Horda
  65. Vigía de las puertas Aendor
  66. Alto examinador Tae'thelan Mirasangre
  67. A la sombra del Sol
  68. N [70] Destinado a la gloria
  69. N [70] Pruebas condenatorias
  70. H [7] El espía enano
  71. [1]. Computer Gaming World, Diciembre de 2005 (Inglés)