Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Otros idiomas

Alamuerte

De Wowpedia
Saltar a: navegación, buscar
Neutral
Alamuerte
Imagen de Alamuerte
Título Neltharion el Negro, El Destructor, El Azote Negro, Aspecto Muerto, Sombra de Sangre (usado por los orcos), Abuelo Blackwing (usado por Gruul)
Género Masculino
Raza Dragón negro (Dragonante)
Afiliación Vuelo Negro, anteriormente Horda de Draenor, Dragones Aspecto
Ocupación Aspecto del Vuelo Negro, Guardían de la forma física de Azeroth y loco enemigo de vida no-dragónica
Localización Infralar / Tierras Altas Crepusculares
Estado Eterno, Activo
Allegado(s) Sintharia (pareja principal), Nefarian, Onyxia (hijos)
Alineamiento Caótico malvado[1]

Deathwing, el Destructor (WC2) o Alamuerte (WoW), originalmente Neltharion, el Guardían de la Tierra, es uno de los cinco Dragones Aspecto y líder del Vuelo Negro.

Hace miles de años, Neltharion fue elegido por el titán Khaz'goroth como el guardian de la tierra y las profundidades de Azeroth. Sin embargo, manipulado por los Dioses Antiguos, que capturaron una parte de su alma en un artefacto conocido como el Alma del Demonio se volvió contra los demás dragones aspectos durante la Guerra de los Ancestros. Su nombre es pronunciado con gran miedo entre los humanos e incluso entre los propios dragones.

Durante la Segunda Guerra, Alamuerte adoptó la forma de Lord Daval Prestor, buscando hacerse con el trono vacante del reino humano de Alterac y con la intención de destruir a la Alianza de Lordaeron. En los acontecimientos narrados en la novela El día del dragón, el Alma del Demonio es destruida y Alamuerte es derrotado por los otros dragones aspecto.

Aunque durante mucho tiempo se pensó que había muerto, en realidad más tarde se supo que residió en la fortaleza de Grim Batol, abandonada por los enanos Martillo Salvaje tras la Guerra de los Tres Martillos. Allí, en lo más profundo de su estructura, dio forma a su última creación: los dragones crepusculares.

Alamuerte ha estado recuperándose de sus heridas desde entonces y hace de nuevo aparición como antagonista principal en la nueva expansión Cataclysm de World of Warcraft. Antes de eso, la única mención sobre él desde Warcraft II: Beyond the Dark Portal de la que se tenía constancia había sido un breve flashback en Ulduar durante la expansión WotLK.

Contenido

Biografía

Inicios

Neltharion fue originalmente un poderoso dragón negro elegido por Khaz'goroth para controlar la tierra y sus profundidades. Fue consagrado por los titanes como uno de los cinco Dragones Aspecto.

En tiempos de paz, su sabiduría y poder le valieron el apodo de Neltharion, el Guardián de la Tierra. Sin embargo fue en este remoto pasado cuando la locura destruyó su mente cambiando su personalidad para siempre. Aunque no se conocen todos los detalles, se sabe que el detonante final fue un objeto de gran poder conocido como el 'Alma del Dragón', más tarde conocido como Alma del Demonio. Las voces que emanaban de él, provinientes de los Dioses Antiguos, lo convencieron de que les prestara obediencia con la promesa de un poder más allá de su imaginación. Las voces penetraron profundamente tanto su mente como en la de sus dragones negros. Cuando sucumbió, Neltharion dejó literalmente de existir, cambió su nombre por el de Alamuerte y bajo mano de hierro, se convirtió en un tirano con unos propósitos maquiavélicos. Su maldad le hizo ser temido por aquellas criaturas que una vez lo amaron, y su destino pasó a ser el conseguir causar el mayor sufrimiento posible a aquellos que le rodearan.

La Guerra de los Ancestros

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Neltharion tiene el control de la tierra y de sus profundidades, incluyendo la lava. Su aliento de fuego y magma se convirtió rápidamente en las señas de identidad de su escuadrón de dragones negros. Debido a esto, es capaz de vivir en lugares con temperaturas muy elevadas como volcanes. Su idea del mundo estaba pintado de un paraje similar, una gran estepa volcánica donde solo él y sus dragones negros existieran y donde el resto de hermandades de dragones hubieran desaparecido con la excepción de las dragonas Ysera y Alexstrasza, a las que Neltharion tenía reservado el papel de esclavas para poder aparearse.

Los Dioses Antiguos convencieron a Neltharion para crear el Alma de Dragón. Con la ayuda de los goblin, forjó un disco dorado hecho con su propia sangre en los calderos y yunques de las profundidades de la tierra.

Embebido con la magia de Neltharion, el disco fue protegido mágicamente para que los demás Dragones Aspecto no pudieran escrutar lo que había en su interior - un mal relacionado con los Dioses Antiguos de naturaleza desconocida. Durante la Guerra de los Ancestros, Neltharion capturó a un demonio de la Legión Ardiente al que le colocó el medallón en la frente. El demonio se consumió dejando sólamente su calavera sobre un montículo de cenizas. Tras retirar el disco de sus restos, Neltharion regresó de vuelta a la guarida de los demás Aspectos, donde persuadió a Malygos para que le ayudara a convencer al resto de dragones en una empresa. Con la amenaza que sufría Azeroth por la invasión de la Legión Ardiente, no fue difícil convencer al resto de los Aspectos para que transmitieran una parte de sus poderes al disco con el propósito de crear un arma de gran poder que les permitiera destruirlos definitivamente.

Una vez hecho esto, Neltharion junto a los demás Aspectos y sus respectivos ejércitos de dragones voladores, pusieron rumbo a Zin-Azshari, la capital por entonces de los elfos de la noche donde se contraba el Pozo de la Eternidad y donde se libraba una gran batalla contra los demonios en la bahía de lo que hoy es Azshara. Viendo el cielo lleno de dragones dispuestos a ayudarlos, los elfos de la noche pensaron que la victoria estaba más cerca que nunca. Sin embargo, tanto ellos como los demás Aspectos contemplaron horrorizados cómo Neltharion usaba el Alma de Dragón para canalizar un ataque sobre la zona que destruyó a la mayoría de demonios pero también que mató a centenares de aliados elfos.

Finalmente, Neltharion puso las cartas sobre la mesa y, una vez que había mostrado tanto a demonios como a las razas de Azeroth el gran poder que poseía gracias al medallón, reveló a todos su traición. Los demás Aspectos lo atacaron entonces en un intento de arrebatarle el Alma de Dragón y tratar de razonar con él los motivos que habían sido la causa de su perfidia.

Los dragones azules de Malygos lo rodearon, pero bastó un movimiento del medallón de poder para que casi todos perecieran. El siguiente paso fue paralizar a todos los dragones, incluidos sus Aspectos, en pleno vuelo, imposibilitándolos para moverse o hablar. Sólo a Alexstrasza se le permitió tal lujo.

La progresiva corrupción del corazón de Neltharion hizo mella en su cuerpo, que se transformó desde la apariencia angelical y majestuosa con la que gozaba inicialmente, a un aspecto más demoniaco similar al que adoptó Sargeras cuando la corrupción de los demonios le alcanzó. Su cuerpo se quebró dejando al descubierto las entrañas de su corazón. Una gran explosión de magma y fuego salió de su pecho y sus ojos se tornaron rojos llameantes demostrando la magnitud de su poder y lo profundo de su maldad. Fue el nacimiento de Alamuerte el Destructor, y el bautizo de su fuente de poder, el Alma de Dragón pasó a llamarse la Alma del Demonio.

El alzamiento del Destructor

Alamuerte en 'Shadows and Light'

Alamuerte lanzó una ofensiva sobre el resto de Dragones Aspectos y contra sus respectivos ejércitos de dragones, matando a la mayoría y haciendo huir al resto. Los Aspectos levantaron una defensa sobre sí mismos para ocultarse incluso de ellos mismos.

La traición de Neltharion había supuesto un duro golpe para los Aspectos, y su temor a correr la misma suerte que los dragones azules, hizo que se recluyeran afectados por un gran temor a ser vistos. Alamuerte volvió a su guarida entre las montañas para reponerse, la proximidad del Alma del Demonio estaba afectando a su cuerpo que se quebraba y agrietaba. Los goblin forjaron entonces una armadura de adamantium con la intención de usarla para protegerle, maneteniéndolo bajo una constante supervisión a partir de ahora. Aunque en un principio, el adamantium era único material resistente a sus poderes, Blizzard confirmó en el BlizzCon de 2009 que la armadura era realmente de hierro.

La verdadera intención de los Dioses Antiguos cuando ordenaron a Alamuerte crear el Alma del Demonio, fue la de que Sargeras tuviera constancia del gran poder que encerraba, sabiendo que el titán oscuro querría poseerla para abrir un portal que le permitiera entrar en Azeroth. Los Dioses sabían que el gran poder del artefacto ampliaría las dimensiones del portal permitiéndoles escapar de la prisión que los mantenía reternidos en las profundidades del planeta.

Sin embargo Malfurion, a través del Sueño Esmeralda, logró encontrar la ubicación exacta de la guarida de Alamuerte y robó el Alma del Demonio. Cuando lo usó para abrir un camino entre las montañas, pudo escuchar de su interior las voces de los Dioses Antiguos persuadiéndolo para obtener el poder que encerraba el artefacto. A pesar de haber saboreado las posibilidades que ofrecía, abandonó rapidamente los pensamientos que empezaron a rondarle la cabeza y se alejó del Alma del Demonio por temor a sentirse tentado a volver a utilizarlo.

Sin embargo Malfurion fue capturado por Illidan y Varo'then, sucesor de Lord Xavius a las órdenes de la Reina Azshara. De regreso hacia Zin-Azshari, Varo'then sintió los susurros de los Dioses Antiguos provenientes del Alma del Demonio que portaba el elfo. Una vez en palacio, le entregó el artefacto a Mannoroth el Destructor, general de los ejércitos de la Legión Ardiente, que usó su poder para abrir el portal que permitiría a Sargeras entrar en Azeroth.

Tras la derrota de la Legión, los Dragones Aspectos sellaron el poder del Alma del Demonio de manera que ahora Neltharion nunca podría volver a utilizarlo. Además el artefacto fue ocultado por Malfurion en un lugar desconocido por orden expresa de los Aspectos. Desgraciadamente, esto no hizo que Neltharion rebajara ni un ápice la intensidad de sus ataques sobre el mundo. Aún sin estar en posesión de su antigua fuente de poder, la mayor parte de la vida fue destruida y el caos se adueñó del planeta. Con el poder que le concedieron los titanes sobre la tierra y sus profundidades, hizo emerger volcanes de las profundidades, provocando una virulenta lluvia de lava que se unió a la destrución provocada por la implosión del Pozo de la Eternidad, sumergiendo a la mayor parte de Kalimdor bajo el océano.

Ciertas leyendas que envuelven a Alamuerte cuentan que, como Guardián de la Tierra, se encargó de dotar a todas las zonas del mundo de los recursos necesarios para la subsistencia de sus habitantes, se encontraran donde se encontraran, de manera que no tuvieran que luchar por aquello que no poseían. Cuando su locura le hizo usar su poder para levantar volcanes, creó cordilleras de montañas que aislaron muchas zonas y destruyó abundante tierra fértil obligando a las razas de Azeroth a emigrar y pelear para poder comer. A partir de entonces, nació una nueva actividad, hasta ahora desconocida, entre las razas vivas y que sería moneda común desde aquel momento: la guerra.

De nuevo, en guerra

Deathwing en Warcraft II

WC2BnE logo 16x42.png Esta sección aborda contenido exclusivo de Warcraft II.

Diez mil años más tarde, después de que Ner'zhul reabriera el Portal Oscuro, Alamuerte se sentía acosado por las fuerzas de la Alianza por lo que envió emisarios a los supervivientes del clan Roca Negra que se habían establecido en la Cumbre de Roca Negra, con la intención de capturar y domar dragones rojos para servirles de monturas. Sus popuestas de asilo fueron rechazadas en primera instancia por Rend Puño Negro pero finalmente lo aceptaron tras prometer el dragón la ayuda de sus propios hijos para asegurar la llegada de tropas de la Nueva Horda desde Draenor. Alamuerte ayudó a los orcos a planificar varias batallas estratégicas destinadas a robar dos poderosos artefactos de la Alianza para crear un nuevo portal entre ambos mundos. Cuando volvieron a Draenor a través del Portal Oscuro, Alamuerte pensó que ese mundo tan relativamente tranquilo podría ser un buen lugar para dejar descendencia así que, en secreto, depositó algunos huevos de dragón cuando nadie le prestaba atención. Sin embargo fue derrotado en su guarida de la montaña por miembros de la Expedición de la Alianza. A pesar de todo consiguió sobrevivir una vez más y cuando regresó a Azeroth, tomó la identidad del noble Lord Daval Prestor.

Poco después, Ner'zhul se apresurara a abrir varios portales a la vez desde Draenor lo que provocó el colapso del planeta rojo y su posterior destrucción. Las energías liberadas en la catástrofe alteraron los huevos de Alamuerte siendo afectados por el Vacío Abisal y dando lugar a los dragones abisales: mitad corpóreos y mitad etéreos, con la habilidad de moverse entre los distintos planos astrales y físicos. Sin la guía de su progenitor, sus descendientes tuvieron que valerse por sí mismos para abrirse camino en las devastadas tierras exteriores.

Lord Prestor

Artículo principal: Daval Prestor

Lord Daval Prestor II en una beta de World of Warcraft y que fue sustituido por Onyxia.

Tiempo después de la Segunda Guerra, Alamuerte tomo la aparencia de un noble humano llamado Lord Daval Prestor con la intención de tomar el control de la nación humana de Alterac (que se había anexionado a la Alianza tras la traición de Lord Perenolde) casándose con Calia Menethil, la hija del Rey Terenas.

A través de la magia, consiguió hacerse muy popular entre los miembros de la casa real y la nobleza (incluyendo sorprendenteme a Genn Cringris del reino de Gilneas, y al Almirante Lord Daelin Proudmoore del reino de Kul Tiras), llegando a tomar parte en las decisiones de temas de estado de gran influencia. Gracias a su influencia mágica, consiguió nublar las mentes de los líderes humanos y asegurarse el título de Rey de Alterac. Sin embargo su verdadero objetivo estaba lejos de poseer poder e influencia sino más bien, una vez que controlara las instituciones desde dentro, destruir a la Alianza. Para ello, inició una campaña para enfrentar a los distintos reinos de Lordaeron: Stromgarde, Gilneas y Kul Tiras contra los Kirin Tor de Dalaran - a los que Alamuerte consideraba una gran amenaza que podría desenmascararle y revelar su verdadera identidad.

El Día del Dragón

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Artículo principal: El día del dragón

En algún momento durante la Segunda Guerra, Alamuerte descubrió el paredero de Alma del Demonio. Sin embargo no le era posible llevarlo encima debido al encantamiento con que lo habían protegido los Dragones Aspecto por lo que trató de manipular a alguien para tal empresa. Finalmente encontró a los peones perfectos: los orcos del clan Faucedraco.

Kryll, un ayudante goblin de Alamuerte, fue enviado como sirviente infiltrado del brujo orco Nekros Aplastacráneos al que acabó manipulando para que jurara lealtad a su amo. Los designios de Alamuerte eran trasladados a Nekros a través del goblin que le proponía ideas al orco que las cumplía como si estas hubieran partido de él mismo. Su gran oportunidad llegó cuando Nekros obtuvo el Alma del Demonio del Jefe del clan, Zuluhed el Demente para que intentara descubrir los secretos del artefacto. A pesar de que Nekros nunca tuvo idea de la naturaleza del poder que estaba usando, fue capaz de manbipularlo para secuestrar a Alexstrasza junto a su consorte Tyranastrasz y algunos de sus huevos.

Sin embargo Nekros no era la única baza con la que contaba Alamuerte que, a través de varios peones, manipuló al joven mago Rhonin, Falstad Dragonreaver y Vereesa Brisaveloz salvándolos varias veces con la esperanza de poder utilizarlos, una vez que hubieran estado lo suficientemente cerca de la reina de los dragones, para capturarla o matarla. Rhonin estaba a su vez manipulado por el dragón rojo Korialstrasz, el némesis de Alamuerte, para tratar de liberar su amada Alexstrasza de su prisión en Grim Batol. Alamuerte hizo creer a los orcos que los humanos estaban próximos a atacarlos con la excusa de evacuar a Alexstrasza, y lo más importante: sus huevos, hacia Dun Algaz en el norte. Su intención era dejar desprotegidos los huevos durante el traslado para robarlos y así crear una nueva raza de dragones voladores — que llevaran las escamas carmesí de la dragona y el odio hacia las razas mortales del dragón negro.

Sin embargo su ataque falló. Rhonin descubrió el punto débil del Alma del Demonio y lo destruyó, liberando todo el poder que le habían conferido los dragones diez mil años atrás. Alamuerte tuvo que huir ante el acoso de los cuatro Dragones Aspecto restantes a los que consiguió eludir. No tuvo más remedio que ocultarse para escapar de su ira, lo que provocó que no pudiera seguir con la farsa de Lord Prestor que se desvaneció misteriosamente de Alterac, acabando con la influencia que ejercía sobre los nobles. Sin embargo, su hija Onyxia, lo sustituyó con la intención de seguir manipulando a la Alianza bajo la apariencia de Lady Katrana Prestor.

El único que fue capaz de descubrir su verdadera identidad fue Krasus, la forma humana de Korialstrasz. El Kirin Tor solo pudo intuir que algo oscuro se cernía en torno a Daval Prestor pero no supieron concretar de qué amenaza se trataba realmente.

La Noche del Dragón

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

Artículo principal: La noche del dragón

A pesar de que la localización de Alamuerte es totalmente desconocida, Korialstrasz está convencido que el dragón ha sido finalmente destruido.

Desafortunadamente para él y para el mundo, Alamuerte aún sigue vivo, escondido en las profundidades de Grim Batol donde ha empezado a hacer experimentos con la intención de crear una raza mejorada de sus sirvientes draconianos denominada dragones crepusculares. Junto a su pareja consorte, la dragona Sintharia, continúa urdiendo un caótico plan para que, el día de mañana, la nueva casta de dragones que resulten de sus vástagos domine el mundo de Azeroth.

World of Warcraft

WoW Icon 16x16.gif Esta sección aborda contenido exclusivo de World of Warcraft.

Mientras dura la desaparición de su padre, Onyxia y Nefarian, tomaron el liderazgo provisional del Vuelo Negro, e intentaron tomar el control de Azeroth. Onixya bajo la forma de la consejera del hijo pequeño del rey de Ventormenta, Lady Katrana Prestor y Nefarian bajo la forma humana de Lord Victor Nefarius, señor de la Montaña Rocanegra cuyas intenciones pasaban por destuir a los orcos del clan Roca Negra, a los enanos del clan Hierro Negro y al mismísimo Ragnaros.

Wrath of the Lich King

Neltharion en su forma humana, tal y como se muestra en la cámara de Yogg-Saron.

WotLK Esta sección aborda contenido exclusivo de Wrath of the Lich King.

Alamuerte hace su debut en World of Warcraft durante la batalla contra Yogg-Saron en Ulduar. Aparece con forma humana bajo su nombre original, Neltharion, junto a los demás dragones aspecto en un flasback sobre la creación del Dragon Soul, diez mil años atrás.

Puede considerársele como un 'cameo' ya que no se sabía nada de él desde que Blizzard lanzó Warcraft II: Beyond the Dark Portal en 1996.

Cataclysm

Cataclysm Esta sección aborda contenido exclusivo de Cataclysm.

Alamuerte aterriza en Cataclysm

Alamuerte es el gran enemigo a batir en la nueva expansión de World of Warcraft, Cataclysm.

Es el último Aspecto en aparecer en el juego y, tras Malygos, el segundo con los que los jugadores podrán luchar y matar. Al igual que ya sucede en Wrath of The Lich King, donde el Rey Exánime aparece en numerosas misiones y flashback desde el inicio, los jugadores pueden interactuar con Alamuerte en diversos momentos de la historia de ciertas zonas del juego así como conseguir el logro Spell fire fire.png [Permanece en el fuego] cuando aparece de manera aleatoria en algún lugar de Azeroth.

La devastación

Desde su derrota en la batalla de Grim Batol, Alamuerte estuvo escondido en el Núcleo Pétreo en Infralar, recuperándose de sus heridas ayudado por el Martillo Crepuscular que reforjó su armadura de elementium y por Coroborus, un gigantesco gusaespiral.

Alamuerte aterroriza Ventormenta

En los últimos tiempos, los susurros de los Dioses Antiguos se han incrementado. Tras el despertar de C'thun y Yogg-Saron, su influencia llegó hasta Alamuerte, provocado un gran aumento de su poder y la consiguiente eclosión del dragón desde el plano elemental de Tierra. Como resultado de esto se produjo la devastación de Azeroth; un terrible conjunto de desastres naturales (tsunamis, inundaciones, erupciones volcánicas, tormentas...) que cambió el aspecto del mundo para siempre.

Desde su irrupción en Azeroth, Alamuerte no hizo más que provocar el caos y la destrucción allá por donde pasaba. Una de sus primeras paradas fue la ciudad humana de Ventormenta cuyas murallas de entrada destruyó, así como el distrito del parque y algunas de sus torretas antes de alzar el vuelo y marcharse. Según los propios soldados humanos, hubiera podido destruir la ciudad entera si hubiera querido [2].

Desde entonces, Alamuerte aparecía en lugares aleatorios de Azeroth, atacando a cualquier criatura viviente que se encontrara a su paso con su aliento abrasador.

Reguero de destrucción

Alamuerte aparece en numerosas cadenas de misiones, casi siempre con consecuencias nefastas para Azeroth.

En las Tierras Inhóspitas, es posible encontrar a Rheastrasza, una dragona roja bajo el aspecto de una goblin que intenta purificar los huevos de Nyxondra, una dragona negra que tiene cautiva. Tras conseguir purificar uno de los huevos, es perseguida por agentes del Vuelo Negro que tratan de destruirlo hasta que en la misión N [47] El regalo de Rheastrasza es asesinada por Alamuerte que destruye el huevo sin saber que realmente no es el que buscaba sino uno de la propia Rheastrasza. También es posible escuchar la historia de Theldurin el Perdido que cuenta cómo 'derrotó' a Alamuerte cuando este se encontraba arrasando las Tierras Inhóspitas [3][4][5].

Uno de los objetivos más ambiciosos de Alamuerte era la destrucción de Nordrassil en el Monte Hyjal. Viendo que el Martillo Crepuscular no podría hacerlo solo, Alamuerte invocó a Ragnaros y a sus elementales de fuego para que los ayudasen a conseguir su objetivo. Pero Ragnaros no fue el único Señor Elemental que reclutó Alamuerte. También Al'Akir y sus elementales de aire se unieron a su ejército en Uldum ayudado por los Tol'vir de la tribu Neferset que fueron seducidos con promesas de gran poder y de una cura para la Maldición de la carne. Los planes de Alamuerte en Uldum no son menos ambiciosos que los del Monte Hyjal; a través de uno de sus agentes, el Comandante Schnottz, se descubre que está buscando un arma de destrucción masiva que los titanes escondieron en la pirámide del Bancal del Hacedor [6].

Alexstrasza se enfrenta a Alamuerte

Las Tierras Altas Crepusculares fueron testigo de algunos de los momentos más épicos de los protagonizados por el Destructor. En primer lugar la flota de la Horda es atacada por Alamuerte y sus dragones crepusculares, haciendo naufragar el barco en el que se encontraba Garrosh, que acaba hundiéndose en el océano. Más tarde, en las cadenas de misiones de la zona, los jugadores, ayudados por Alexstrasza y su hijo Calen, tratan de atraer a Alamuerte con un cebo para que la Aspecto del Vuelo Rojo acabe con él de una vez por todas. El plan fracasa y Alamuerte demuestra ser un rival más poderoso de lo que sus enmigos pensaron en un primer momento. Tras un diálogo con Alexstrasza, ambos aspectos se enzarzan en una pelea sobre Grim Batol reviviendo los acontecimientos del Día del Dragón [7]. Tras una larga batalla donde se les pierde la pista, Alexstrasza aparece severamente herida, asegurando que Alamuerte está muerto aunque este acaba apareciendo sobre la colina, herido aunque no tanto como Alexstrasza. Es entonces cuando Calen se sacrifica para que su madre escape enfrentándose solo a Alamuerte que acaba con su vida [8].

El Crepúsculo de los Aspectos

WoW-novel-logo-16x62.png Esta sección aborda contenido exclusivo de novelas e historias cortas.

A pesar del reguero de destrucción que Alamuerte estaba provocando en Azeroth, hace mucho tiempo, fue advertido de que un orco llamado Thrall le desafiaría en combate y posiblemente lo derrotara. Sabiendo de la existencia de Thrall, Alamuerte envió al Padre Crepuscular para que lo matara a través de Adaelas Blackmoore, uno de sus agentes provenientes de un universo alternativo. Sin embargo el plan falló y Thrall mató a Blackmoore.

Arygos y Alamuerte

En su búsqueda de aliados, Alamuerte urdió un ambicioso plan para controlar al Vuelo Azul. Tras la muerte de Malygos, se había abierto su sucesión como aspecto de la magia a la que se habían presentado dos aspirantes: Kalecgos y Arygos. Secretamente Arygos había pactado una alianza con Alamuerte para alzarse con el trono que había dejado vacante su padre. Para su sorpresa, el elegido durante la ceremonia fue Kalecgos, lo que provocó que su ira se desatara atacando a sus hermanos y huyendo tras jurar que Neltharion los destruiría a todos.

Ante la gravedad de la situación, los demás aspectos se reunieron para tratar de encontrar una forma de derrotar a Alamuerte. Mientras sucedía, el espíritu de Thrall entró en comunión con l atierra y tomó la forma de un terráneo. Fue enocntes cuando se encontró con Alamuerte que usando el poder de los Dioses Antiguos, retuvo su espíritu en el interior de su forma pétrea. Alamuerte se burló del chamán, confesándole que el resto de aspectos estaban muy equivocados si pensaban sustituirlo como Guardián de la Tierra y elegido por los titanes por un orco mortal. Thrall también se enteró que el supuesto 'regalo' que suponía liderar el Vuelo Negro era en realidad una maldición, un deber que le obligaba a hacer algo que no deseaba. Para demostrárselo, Alamuerte permitió a Thrall sentir lo que era llevar todo el peso del mundo sobre sus hombros, clamando que era lo que los aspectos querían, "condenarte a una vida de eterno sufrimiento". Cuando Alamuerte comenzó, atacó la forma terránea de Thrall causando que sus "heridas" se manifestaran en el mundo físico en forma de terremotos. Finalmente los aspectos con la ayuda del Anillo de la Tierra y el Circulo Cenarion irrumpieron en el bastión de Alamuerte y devolvieron a Thrall a su estado normal.

Este episodio había hecho que los aspectos decidieran que para derrotar a Alamuerte, era necesario conseguir el Alma de Dragón en su forma más pura, tal y como se encontraba no mucho después de su creación durante la Guerra de los Ancestros, diez mil años antes. Dado que el artefacto impedía que cualquier dragonante lo utilizara, sería Thrall el encargado de llevarlo consigo y utilizarlo durante la batalla final contra Neltharion [9].

La hora del crepúsculo

Un trozo de la mandíbula de Alamuerte exhibido en el Santuario de la Tierra del Oeste de Orgrimmar

La batalla entre Alamuerte y los ejércitos de Azeroth comenzó con el lanzamiento del Parche 4.3. Tras dilucidar que era necesario conseguir el Alma de Dragón para derrotar al Destructor, el único camino posible para hacerse con el artefacto era a través de las Cavernas del Tiempo. Allí, los viajeros encargados de su obtención, deberán viajar a un futuro alternativo en el que Alamuerte nunca fue derrotado y desbloquear el acceso a la época donde el Alma de Dragón fue creada. Tras recuperarla habrán de enfrentarse a Alamuerte hasta en dos ocasiones en la Hora del Crepúsculo.

Durante el ataque final sobre el Templo del Reposo del Dragón, Ultraxion, la última creación de Alamuerte, dio paso a un contrataque en el que Thrall usó el Alma de Dragón contra Neltharion que huyó con la intención de volver a Infralar. Sin embargo, no contaba conque los aventureros de Azeroth se encaramaran a su espalda para horadar su armadura de elementium, dejando al descubierto una pequeña porción de su cuerpo sin protección para que Thrall pudiera darle el golpe final. El encuentro acabó con Alamuerte cayendo a la Vorágine y resurgiendo poco después sin su armadura. Sin la defensa que contenía sus entrañas dentro de su cuerpo, este comenzó a mutar, dándole un aspecto más terrorífico que antes. Durante la batalla final el Alma de Dragón cumplió su cometido y aniquiló a Alamuerte que explotó en numerosos trozos, algunos de los cuales quedaron expuestos en Orgrimmar y Ventormenta como conmemoración de la derrota del aspecto corrupto.

Al igual que la estatua que conmemora la caída del Rey Exánime de Dalaran, los jugadores pueden ver la cinemática final tras la caía de Alamuerte hablando con Lord Itharius en Orgrimmar o Chromie en Ventormenta.

Trivialidades

  • Todos aquellos que compraran la edición de coleccionista de Cataclysm, fueron obsequiados con Mini Alamuerte, una mascota de compañía de un Alamuerte en miniatura.

Vídeos

Trailer de Cataclysm

Galería

Referencias